Tras el trasplante de pulmón, Niki Lauda ya respira por sí mismo

Fueron apenas ocho líneas de comunicado, pero transmitieron mucha esperanza respecto a la recuperación del austriaco Niki Lauda: el Hospital General de Viena anunció que el expiloto de 69 años evoluciona favorablemente del trasplante de pulmón al que fue sometido el jueves.

Niki Lauda está fuera de peligro, según el parte médico. En ese momento no se brindaron más detalles sobre la cirugía y el hospital dijo que la familia de Lauda no daría declaraciones, reportaba AP.

Debido a este suceso, el expiloto y empresario tuvo que interrumpir sus vacaciones en la isla española de Ibiza para trasladarse a Viena debido a sus dolencias. Aunque "todos sus órganos están funcionando bien", Lauda seguirá ingresado varias semanas más.

El transplante se convirtió en una prioridad tras haber sido dotado de un pulmón artificial durante la espera para ser operado. Al excampeón se lo conoce con el apodo de Fénix, por el terrible accidente en 1976, en el Gran Premio de Alemania, donde fue rescatado de la cabina de su Ferrari en llamas, después de permanecer cerca de un minuto allí, informa Diario 26.

De todas maneras, desde el hospital se confirmó que Lauda, que se desempeña como presidente no ejecutivo del equipo Mercedes, podrá volver a hacer una vida normal en poco tiempo más, pero seguramente permanecerá hospitalizado hasta fin de mes.

Según Österreich, justo antes de su operación Niki Lauda contactó con el jefe de Ryanair, Michael O'Leary, con el objetivo de vender su participación restante en el negocio y reducir su carga de trabajo.

  • Ricardo Clara