Venezuela: Oposición denuncia que Gobierno allana residencias de Borges y Requesens

La dictadura pretende condenar a Julio Borges por haber despertado la conciencia del mundo sobre la necesidad de incrementar la solidaridad democrática para con Venezuela y por aislar diplomáticamente al régimen de Maduro; y condena a Juan Requesens por encarnar la esperanza de una juventud que quiere dejar en el pasado el fracaso del socialismo del siglo XXI y quiere crecer en irreverencia para no claudicar en las luchas democráticas.

El máximo tribunal indicó en un comunicado que "existen elementos" que comprometen a Borges, quien se encuentra exiliado desde hace varios meses en Bogotá, en los delitos de "instigación pública", "traición a la patria" y "homicidio intencional calificado en grado de frustración" contra Maduro. "Nos han acusado de todo desde hace años: de que íbamos a bombardear Caracas piloteando un avión, de que estábamos involucrados en conspiraciones militares, de que estábamos con el Gobierno de Colombia metiendo billetes de Venezuela aquí, de trata de blancas, de estar en terrorismo", se ha defendido ante las palabras del mandatario venezolano.

Para Borges, este allanamiento "demuestra la falsedad del supuesto atentado".

Borges y Requesens militan en Primero Justicia, partido del ex candidato presidencial Henrique Capriles. Fue llevado a los calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin), y se desconoce su paradero.

La hermana del diputado detenido, Rafaela Requesens, abrió la sesión con una denuncia en contra del Gobierno de Maduro al asegurar no hay noticias sobre de él tras más de 38 horas de apresado.

Los diputados opositores Alfonso Marquina y Oscar Ronderos señalaron que se violó la Constitución con la detención de Requesens. "Su familia ni siquiera sabe dónde está".

La Asamblea Constituyente considera que el diputado se encuentra "en desacato". Tras la violenta crisis política de 2017, esta institución tiene "facultades supraconstitucionales" que privan a la Asamblea Nacional, que presidió Borges, para tomar esta y otras decisiones legales.

Agregó que cuando el delito que ha cometido el diputado es "flagrante" como se ha argumentado desde la Fiscalía, el parlamentario debe ser puesto "bajo custodia en su residencia" y tras este procedimiento, informar al TSJ.

Las amenazas de enjuiciamiento de los dos diputados opositores desataron el miércoles nuevas tensiones en Venezuela. Finalmente, solo se centraron en la sanción contra Borges y Requesens. Son los dos primeros que aparecen señalados por la investigación. "Una barbaridad. Hace tiempo en Venezuela estamos fuera de la ley (.)". Maduro, siempre rápido para el insulto fácil, lo llama sin vueltas "psicópata".

  • Leon Brazil