Venezuela pide captura internacional de diputado implicado en atentado

Hace varias semanas fui contactado por (el diputado) Julio Borges que me pidió el favor de pasar a una persona de Venezuela a Colombia. "Me contacté con él a través de la mensajería", se escuchó decir al legislador de 29 años en el video presentado por el ministro de Comunicación este viernes.

"Según la Constitución, la inmunidad parlamentaria no es para asesinar personas. ¿Julio Borges pensó en los vecinos, en los miembros del Gobierno, en los cadetes formados, en la familia de los militares que habrían sido asesinados?", dijo sobre el hecho ocurrido durante un acto con militares en la céntrica avenida Bolívar el sábado pasado.

El ministro de Comunicaciones de Venezuela Jorge Rodríguez informó que se emitió una orden de captura con código rojo de la Interpol contra Borges, quien reaccionó en sus redes sociales y asegura que Requesens estaría bajo amenazas y que las acusaciones que lo vinculan con el presunto atentado obedecen a represalias políticas.

"Mi hijo no es ningún preso, ni ningún secuestrado, para mí mi hijo sigue desaparecido, yo no lo he visto, ni lo he palpado ni lo he abrazado, ni los abogados", dijo a periodistas Juan Guillermo Requesens, padre del legislador del partido Primero Justicia, durante un acto de solidaridad en el este de Caracas al que asistió un centenar de personas.

"El exdiputado (Juan) Requesens y Borges están directamente involucrados en la planificación y ejecución como cómplices y autores intelectuales", agregó Rodríguez al descalificarlos llamándoles "cobardes". Monasterios dijo que tenía problemas migratorios.

"Me encontraba en San Cristóbal [Venezuela], nunca tuve contacto físico con Juan Monasterios, solo hice a través de la mensajería lo solicitado", sostuvo el diputado.

Borges insiste en que el plan de magnicidio es una "farsa" para perseguir a los adversarios de Maduro.

Los anuncios coincidieron con una marcha que realizaron varios cientos de opositores a las oficinas de la Organización de los Estados Americanos (OEA), en el este de la capital, para denunciar los casos de Borges y Requesens y rechazar lo que consideraron una "persecución política".

La opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) convocó a una protesta en Caracas el sábado también para exigir la excarcelación del diputado.

De acuerdo con el gobierno de Maduro, los atacantes fueron entrenados en la población de Chinácota, en el departamento colombiano de Norte de Santander.

Maduro denunció este sábado que el exmandatario colombiano, Juan Manuel Santos, fue quien ordenó su asesinato, desde el Palacio de Nariño.

El gobierno asegura que hay 20 implicados, diez de ellos detenidos.

"Al condenar ambas medidas, Brasil recuerda las obligaciones internacionales del Estado venezolano con la democracia representativa", señaló la Cancillería en un comunicado.

  • Leon Brazil