El combustible sufriría un nuevo aumento esta semana

En la primera semana, Shell e YPF actualizaron sus valores en sus bocas de expendio entre un 10 y 12 por ciento en todo el país.

Esta semana podría entrar en vigencia, según fuentes del sector, una suba en el impuesto al biodiesel, uno de los componentes del gasoil.

A través de la Resolución 3/2018 de la nueva Secretaría de Energía se estableció un aumento de $22.589 a $26.509 por tonelada. Las empresas esperan saber si las refinadoras trasladarán ese incremento, lo que las obligaría a subir los precios de ese producto, que tiene precios más baratos que las naftas.

De todos modos, como es una atribución de las compañías, y como recientemente hubo fuertes aumentos en los combustibles, se podría postergar su traslado al precio del gasoil, pero todo indica que en algún momento se aplicará. El biodiesel es utilizado obligatoriamente para la elaboración de gasoil, de allí que el aumento de un 17,3% en su precio presiona sobre el valor final del combustible en surtidores.

La mayor parte de ese aumento respondió al precio internacional del barril de petróleo crudo y al tipo de cambio, aunque otra porción estuvo explicada por la actualización de un impuesto interno al combustible.

Bornoroni repasó que en lo que va del año el biodiesel aumentó un 43% mientras que adelantó que de acuerdo al seguimiento que hace la organización, aún resta un 17% de aumentos retrasados. Tras la última actualización de precios, el gasoil quedó con un precio en la Capital Federal de $28,89 el litro para el caso de YPF, $30,53 para Shell y $29,38 para Axion.

  • Monte Muniz