El Gobierno desmiente que analice volver a la Convertibilidad

En una entrevista días pasados con la cadena Fox, el director del Consejo Económico de la Casa Blanca Larry Kudlow, un ex presentador televisivo que suele lanzar "bombas" mediáticas, contestó una pregunta sobre la situación argentina: "Sí. No hay creación de dinero a menos que tengas una reserva en dólares detrás de esto", detalló.

Lo extraño es lo que dijo después: "Funcionó en los 90: derribó la inflación y mantuvo la prosperidad", ignorando que aquel proceso culminó con un estallido de dimensiones a finales de 2001, cuando cayó el gobierno de la primera Alianza. Y añadió: "la gente del Departamento del Tesoro está en eso". El funcionario del gobierno de Donald Trump sugirió: "Eso es lo que necesitan para volver a hacerlo".

Si es cierto que esas conversaciones existen fue una gran imprudencia revelarlas por la crisis financiera que puede generar. ¿La reunión de Macri con los gobernadores y el acuerdo por el Presupuesto fue simplemente una puesta en escena para ganar tiempo mientras se cierra el acuerdo con el Tesoro? ¿El BCRA está conteniendo al dólar en 38 pesos porque esa es la tasa de conversión o para evitar una nueva corrida antes de tiempo? ¿La convertibilidad llegará después de una brutal licuación de los activos como recomendó en algún momento el economista Carlos Melconian hacer con una devaluación e hiperinflación?

El líder del Frente Renovador Sergio Massa rechazó el planteo del funcionario de Estados Unidos: "Yo en el lugar del gobierno, jamás iría a la convertibilidad".

"Esa experiencia en la Argentina terminó con hambre, quiebre de empresas y muerte", alertó el dirigente.

A su vez, el diputado nacional Felipe Solá expresó "ni convertibilidad, ni dolarización" y le reprochó al gobierno de Cambiemos haber sostenido que "era sencillo bajar la inflación", por lo que le pidió que lo hagan o cambien el plan económico. La dolarización fue iniciada por el gobierno de Jamil Mahuad y adoptó un tipo de cambio de 25.000 sucres por dólar. Es como pelear en el ring de la globalización con una camisa de fuerza.

Dolarización o convertibilidad. Sin llegar a ser lo mismo, ponen a la economía del país en un corset del que solo se sale con crisis, como en 2001.

Luego de definirlo como una "pésima idea", Leandro Mora Alfonsín sostuvo que el problema de Argentina no pasa por cuál es su moneda de referencia si no por la incapacidad que tiene para producir los dólares que necesita para el desarrollo.

  • Monte Muniz