El Lyon de Francia dio la primera sorpresa de la Champions League

La mayor sorpresa de la primera jornada de la Liga de Campeones fue la derrota en casa del Manchester City ante el Olympique de Lyon (1-2). En el papel lucía como el favorito. Por lo que en este partido Mikel Arteta fue el encargado de dirigir a los citizens.

El duelo válido por el Grupo F y que se jugó en el Etihad Stadium comenzó de la peor forma posible para los dirigidos por Josep Guardiola, ya que al término del primer tiempo ya perdían por 0-2 merced a los goles de Maxwel Cornet (26') y Nabil Fekir (43').

Parecía que las cosas se quedarían así para el descanso. Al minuto 43 Fekir aprovechó un error de Fernandinho en medio campo y encarrilarse al arco, y así marcar el 2-0.

El discutido centrocampista francés abrió el marcador con un disparo a la escuadra y amplió diferencias desde el punto de penal, cerrando la goleada su compatriota Anthony Martial en la segunda parte. El descuento de Bernardo Silva, en 67 minutos de partido, de nada sirvió para conseguir un empate o el anhelado triunfo.

Al final el cuadro del Manchester City siguió intentando pero el tanto de la igualada no llegó. Tras la debacle ante el Olympique de Lyon, la Juventus y el Barcelona se han equiparado al conjunto de Guardiola.

  • Ricardo Clara