Elogian arresto en Brasil de presunto miembro de Jezbolá

El libanés Assad Barakat "hacía su vida normal" en Foz de Iguazú, Brasil, donde residía con su esposa, según manifestó su defensor, Eduardo Lezcano, en contacto con Radio Monumental 1080 AM.

Vale repasar que el pedido a la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) surgió porque Barakat habría obtenido su documento paraguayo de modo fraudulento.

Barakat es un agente clave del grupo terrorista Hezbollah y el mayor operador financiero de la organización extremista en América Latina. Las autoridades en Paraguay buscaban a Barakat por acusaciones de representación falsa, dijo la policía, y la Corte Suprema de Brasil autorizó su detención este mes.

Barakat es acusado por el delito de lavado de activo y por posibles vínculos con la agrupación chiita Hezbollah, de fuertes vínculos con Irán.

La Justicia paraguaya, según la web del diario paraguayo La Nación, estaría tramitando el pedido de extradición del detenido a través de los canales diplomáticos correspondientes.

Fue imputado y declarado prófugo en Paraguay tras la detención de otros dos libaneses en la Galería Pagé de Ciudad del Este el 3 de octubre de 2001, cuando se encontraron las primeras evidencias de remesas de dinero a Canadá, Chile, Estados Unidos y Líbano, supuestamente para otras células del Hizbulá involucradas en la "guerra santa".

Sobre él pesaba desde el 31 de agosto pasado una orden de captura internacional pedida por el juez penal de garantías paraguayo Rubén Darío Riquelme en la causa sobre la entrega irregular de un pasaporte paraguayo a su nombre.

Fue considerado de alta peligrosidad por EE.UU. en 2002 por sus operaciones en la Triple Frontera, y siempre tuvo relación directa con el más alto liderazgo de Hezbollah en Líbano.

De hecho, las agencias de seguridad de Paraguay creen que fue el financista clave del ataque de Hezbolá en 1994 a la mutual judía de la AMIA, en Buenos Aires, que mató a 85 personas e hirió a más de 300.

En julio de 2018 -una década después de que quedara libre en Paraguay-, Assaad Ahmad Barakat reapareció mediáticamente luego de que la Unidad de Información Financiera (UIF) de Argentina congelara los bienes y el dinero de él y de otros 13 miembros de su "clan Barakat" (tres de los cuales viven en Paraguay), acusados de haber reiniciado sus actividades delictivas en la Triple Frontera, como el narcotráfico, contrabando, falsificación y lavado de dinero tendientes al financiamiento del terrorismo.

Barakat cumplió seis años de prisión en Paraguay, por evasión de impuestos, y fue liberado en 2008.

La fiscal paraguaya Irma Llano había solicitado la captura nacional. Hasta ahora, al menos 10 trabajadores de esa secretaría ya prestaron declaraciones testificales ya que hay sospechas de que no comunicaron intencionalmente la anulación de la nacionalidad paraguaya de Barakat.

  • Leon Brazil