Exjefe de campaña de Trump se declara culpable - Internacional - Notas

La nueva ronda de cargos, "la lista más larga y detallada jamás presentada en el tribunal", en palabras de la jueza del caso, incluye conspiración contra EE UU, lavado de dinero, fraude fiscal, actuar como agente de un país extranjero sin estar registrado, mentir al Departamento de Justicia, falsedad documental y obstrucción judicial al tratar de manipular un testigo.

La medida es parte de un acuerdo entre Manafort y el fiscal Robert Muller, quien investiga la intromisión de Rusia en las elecciones de 2016, en las que Trump ganó la presidencia. Sarah Sanders, la portavoz de la Casa Blanca, emitió un comunicado en el que remarcó que los delitos de Manafort "no tienen absolutamente nada que ver" con Trump ni su victoria electoral.

A su vez, Manafort admitió haber contratado a varias compañías para llevar a cabo su campaña de influencia, pagando a las firmas más de USD 11 millones por el trabajo para Ucrania.

La inminente declaratoria de culpabilidad tiene lugar antes del inicio del segundo juicio contra Manafort en el Distrito de Columbia.

La decisión de Paul Manafort puede representar un revés para el presidente Trump, quien el mes pasado había elogiado a su colaborador por no llegar a un acuerdo con los fiscales, como lo hizo el exabogado personal del presidente Michael Cohen. De la treintena de imputados por el fiscal, Manafort es el que tiene los lazos más estrechos entre el entorno de Trump y Moscú, y el que hasta ahora se había mostrado más combativo contra Mueller.

ANTECEDENTE. Manafort ya enfrentó un primer juicio semanas atrás en Alexandría, Virginia, en el que fue hallado culpable de ocho de los 18 cargos de los que estaba acusado.

Tal como se espera, el Gobierno de Trump desvinculó rapidamente al presidente de la causa que se sigue contra Manafort. Tras el veredicto, el abogado de Trump, Rudy Giuliani, le dijo al New York Times que él y el presidente discutieron un posible indulto para Manafort. Ocultó los ingresos a través de una red de bancos extranjeros y compañías ficticias.

El abogado de Manafort, Kevin Downing, justificó la declaración de culpabilidad de su cliente en el deseo de "garantizar que su familia podía permanecer segura y vivir una buena vida".

Luego de que Cohen se declaró culpable en agosto pasado, Trump lo acusó de inventar historias con el fin de obtener un acuerdo, mientras que afirmó sentirse mal por Manafort cuando fue culpado de delitos financieros y dijo que era "un hombre valiente".

  • Leon Brazil