Florence deja al menos cinco muertos al golpear Carolina del Norte

En zonas como Emerald Isle el agua trepa hasta los dos metros y se espera que suba en las próximas horas.

Aunque llegó como huracán de categoría 1, las autoridades advierten que existe el riesgo de que Florence mate a "mucha gente" por el riesgo de una inundación "catastrófica" cuando la tormenta comience a azotar zonas más pobladas de la costa este del país.

Respecto a las víctimas fatales, el gobernador remarcó que la muerte de la madre y su bebé se debió a que les cayó un árbol cuando intentaban prender un generador eléctrico.

"Nos enfrentamos a múltiples amenazas".

Según Cooper, al menos 12.000 personas ya han acudido a alguno de los 126 refugios de emergencia habilitados y el Gobierno estatal prevé abrir más en las próximas horas.

En Emerald Isle, Carolina del Norte, el agua alcanzó una altura de 6.3 pies, agregó el NHC. Algunos residentes dijeron no tener ni los medios ni las fuerzas necesarias para dejar atrás sus viviendas. Mientras tanto en New Bern, las autoridades buscan rescatar a 150 personas afectadas por los altos niveles de agua. Había cientos de personas en la misma situación.

Se anticipa que Florence lanzará igual cantidad de lluvia en tres días de lo que soltaron los huracanes Dennis y Floyd en dos semanas en 1999.

"La gran y lenta Florence será una tormenta costera y continental por varios días". Como dijo Trump, el huracán es "increíblemente grande y húmedo". De acuerdo con científicos del Lawerence Berkeley National Laboratory, el 50% de su humedad se debe precisamente al cambio climático, que en los últimos años ha producido un aumento de la atmósfera sobre el océano y una subida del nivel del mar. El estudio aplica las mismas técnicas que han seguido otros investigadores para examinar a posteriori hasta qué punto el cambio climático contribuyó a agravar los efectos del huracán Harvey, que golpeó Houston el año pasado.

Asimismo, se desplegaron rescatistas voluntarios, como los de la organización Cajun Navy, que vinieron desde el sureño estado de Luisiana. Este es otro de los momentos en el que se utilizó la tecnología para recrear el huracán.

Los habitantes de la costa sureste de los Estados Unidos están en alerta.

El huracán Florence -rebajado a tormenta tropical- tocó la costa sureste de Estados Unidos: casas inundadas, techos arrancados, árboles desprendidos y más de medio millón de personas sin electricidad.

  • Leon Brazil