La resolución del Brexit se retrasa hasta noviembre

Según el diario El País, justo cuandoMay intenta convencer en Salzburgo a los jefes de Estado y de Gobierno de la Unión Europea para que apoyen a su plan de negociación del Brexit, el diario The Daily Telegraph ha publicado un documento interno que circula entre los diputados en el que se anuncia el derribo de May poco después del próximo 29 de marzo (la fecha fijada para la salida de Reino Unido de la UE) y se analizan los pros y contras de hasta 27 posibles candidatos a sucederla en el cargo.

Entre los puntos sobre los cuales todavía no existe acuerdo se encuentran las cuestiones relativas a la gobernanza y resolución de disputas tras el Brexit, la protección de datos, las indicaciones geográficas o el futuro estatus de Gibraltar, un asunto que deben resolver España y Reino Unido de manera bilateral y sobre el cual tampoco hay avances en las negociaciones que mantienen ambos países.

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, aseguró que la propuesta de May de crear una zona de libre comercio de bienes "no funcionará", ya que "perjudicaría" la indivisibilidad de las cuatro libertades de circulación del mercado único: bienes, servicios, personas y capitales.

Un Brexit sin acuerdo supondría "costes sustanciales" para la economía británica y por eso es "crucial" que Londres se ponga de acuerdo con Bruselas, advirtió el lunes el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe anual sobre el Reino Unido.

"Un no acuerdo y un brexit duro serán difíciles para Europa pero terrible para el Reino Unido".

Uno de ellos es la futura relación comercial que mantendrán ambas partes.

Antes de abordar la salida del Reino Unido de la UE a Veintisiete, este jueves May informará a los demás líderes sobre las novedades en el caso del envenenamiento del exespía Serguéi Skripal durante un debate centrado en la cooperación judicial y policial, la seguridad de las fronteras y la justicia y seguridad en el ciberesp.

Todo lo contrario, los líderes europeos han optado este jueves por redoblar la presión sobre May, apretarle las tuercas, con el fin de que capitule y haga más concesiones de aquí a octubre, sobre todo en la polémica cuestión de la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte.

"El momento de la verdad será el Consejo Europeo de octubre".

Londres defendía este plan como una alternativa para evitar el retorno de una frontera clásica entre Irlanda, país de la UE, y la provincia británica de Irlanda del Norte, máxime cuando considera que la solución propuesta por Bruselas daña la integridad territorial de Reino Unido.

La campaña por un llamado "Voto del Pueblo", orquestada por influyentes políticos y bien financiada, propone someter a consulta el acuerdo al que la primera ministra conservadora llegue con la UE, con la opción de permanecer dentro del bloque si este es negativo.

  • Leon Brazil