Luis Almagro llega a Colombia para abordar la crisis migratoria venezolana

El nuevo embajador de Colombia ante la OEA, Alejandro Ordóñez, dijo que está de acuerdo con la fumigación con glifosato y afirmó que desde que era Procurador advirtió de la inconveniencia de suspender esta aspersión.

"La crisis migratoria venezolana es una crisis absolutamente inmoral porque marca la indolencia de un gobierno (.) a la hora de tratar de abordar los problemas, las necesidades, de su gente", apuntó.

Según estimaciones de la ONU, 2,3 millones de venezolanos se han visto obligados a abandonar su país ante la crisis sociopolítica que allí se vive.

"Nosotros hemos asumido ese reto con fraternidad y con conciencia de respaldo al hermano pueblo de Venezuela, pero este problema hay que elevarlo a una discusión regional", agregó el mandatario, que se reunirá el jueves con Almagro.

Colombia ha abogado por la creación de un fondo multilateral para responder ante la emergencia y prevé plantear en la próxima Asamblea General de Naciones Unidas la designación de un enviado especial del organismo que coordine la respuesta a lo que Duque define como un "éxodo masivo".

La cita se da luego de la decisión del Consejo Permanente OEA de conformar un grupo técnico que viajará a las fronteras de los países receptores de migrantes venezolanos para posteriormente elaborar un informe que incluya la definición de mecanismos de cooperación que puedan ser destinados a estos países.

Una de ellas es Karelis Suárez, que caminó hasta Colombia en busca de un futuro para sus hijos.

"Hace aproximadamente tres años mis hijas se quedaron sin su papá y por culpa de la situación tan drástica que hay en el país ya se hayan quedado sin su mamá", dijo a la AFP Suárez, quien sobrevive de la caridad de los vecinos.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, afirmó este jueves en la ciudad colombiana de Cartagena que las "repatriaciones" de emigrantes venezolanos promovidas por el gobierno de Nicolás Maduro son "una mentira del régimen", que tachó de "inmoral". En la urbe fronteriza se reunirá con autoridades locales y departamentales para conocer sobre los efectos de la migración y las necesidades requeridas.

En la visita también estará acompañado por el jefe de la misión de la OEA en Colombia, Roberto Menéndez, y el director de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, detalló la Cancillería en un comunicado. El gobierno venezolano niega que exista una crisis migratoria y considera "injerencista" la actitud de la OEA.

  • Leon Brazil