Marcha atrás macrista: no se traspasa a las provincias la tarifa social

En un breve comunicado, el Ministerio de Hacienda de la Nación señaló este viernes al mediodía que "en el marco de las conversaciones con las provincias, y dadas las nuevas competencias del Ministerio de Hacienda en relación a la energía, el ministerio suspenderá la entrada en vigencia de la resolución 122/2018 aprobada el pasado 3/09/2018". Eso, en los hechos, significaba que las provincias debían susbsidiar a quienes no pudieran pagar las tarifas.

En la provincia de Buenos Aires, el fin del subsidio implicaba un incremento tarifario del 28 por ciento. Sólo resta la firma del ministro de Infraestructura, Roberto Gigante, para que se sume un 30 por ciento más.

La transferencia a las provincias del régimen de tarifa social eléctrica era una de las iniciativas anunciada por el ministro Dujovne para lograr el déficit primario cero de las cuentas públicas en 2019.

Estos cambios se anuncian en medio de las negociaciones con los gobernadores por el Presupuesto 2019.

En pos de de alcanzar el equilibrio fiscal, el gobierno quiere que el recorte del 0,5% del déficit de 2018 (que cerrará cerca de los 2,6% del PBI) provenga del ajuste sobre los subsidios al transporte y a la energía. "Lo mismo por la tarifa social eléctrica, que le cuesta a Mendoza 560 millones de pesos".

En este sentido, explicaron que esta suspensión se da para realizar una "evaluación" de la medida aplicada y para confeccionar una "eventual modificación".

De acuerdo a la Secretaria de Energía, la idea es fijar un sistema de tarifas planas para disminuir el impacto sobre el bolsillo que se recibe en invierno comparado con el resto del año. Por eso, está pensando en un sistema de "facturas previsibles", en una suerte de tarifa plana.

La administración de Mauricio Macri pretende con ese mecanismo que los pagos en las épocas de mayor consumo puedan ser prorrateados a lo largo del año, según trascendió. "Ahora el secretario Javier Iguacel dijo que podría analizar con las empresas distribuidoras la posibilidad de aplicar lo que él llama una 'tarifa previsible'", indicaron desde una empresa distribuidora de gas.

Además, en Hacienda -el ministerio dentro del que quedó la Secretaría de Energía a cago de Iguacel- se están considerando cambios en el mercado de combustibles para flexibilizar el sector. "La suba de la electricidad será igual a la inflación y la de gas, inferior", subrayó un funcionario del área.

  • Monte Muniz