Padres adelantaron la navidad para su hijo que padece de cáncer terminal

Sin embargo, los médicos descubrieron esto cuando cumplió dos años, y allí detectaron que le quedaban dos meses de vida.

"Le ofrecí a la señora Allen unos pañales entrenadores que tenía de mi nieto que todavía no avisa para ir al baño y me dijo que no iban a enseñarle a Brody a dejar el pañal porque tenía cáncer", dijo Elliott, de 74 años, describiendo lo que le dijo la madre del niño.

Los Allen han recibido apoyo desde el inicio de la enfermedad de Brody: su página en GoFundMe recibió 21.000 dólares en donativos para cubrir los gastos médicos, e incluso el propio Hospital Infantil de Cincinnati ayudó con el pago de las facturas de las pruebas y el tratamiento que no cubría el seguro médico del pequeño.

No fue efectivo. Uno de los tumores de Brody creció en un 30 por ciento y desarrolló un quinto tumor en su cerebro. Usar radiación para tratar los tumores no era una opción porque Brody era muy pequeño.

Ya sin esperanzas, su familia decidió hacerlo feliz el tiempo que resta y le pidieron a sus vecinos que se unieran para organizarle una segunda y última Navidad.

"Estaba dispuesto a comprar los adornos que nos traían, pero nos donaron muchos", dijo el papá de Brody.

"Cuando fui a verlos, en realidad no sabía en qué me estaba metiendo", dijo. Y luego volvió con más cosas y ayudó a decorar la casa de los vecinos. Fué así que colocaron el árbol, las luces, llenaron la casa de regalos, pusieron un muñeco de nieve, y adelantaron la fecha. La comunidad ahora está planeando un desfile de Navidad para Brody. Amanda Beckman, una de sus vecinas, que colaboró en el proceso de decoración, expresó que "sólo quería hacer algo especial por la familia, porque están pasando un momento difícil".

Tal fue la alegría del chiquito, que el próximo 23 de septiembre los vecinos están planificando un video navideño.

"Todos quieren ser parte de esto", dijo Beckman.

  • Leon Brazil