Ruso desenterraba niñas para momificarlas y tenerlas en su casa

Se trata de Anatoly Moskvin, de 52 años, quien en 2011 profanó al menos 44 tumbas en la ciudad rusa de Nizhny Nóvgorod. Momificaba los cadáveres de las nenas, los vestía, maquillaba y hasta les colocaba botas hasta las rodillas para que parecieran muñecas.

El hombre se encuentra internado en una clínica psiquiátrica: estuvo detenido pero el proceso judicial fue desestimado cuando le diagnosticaron esquizofrenia.

El cuerpo de Olga Chardymova, de diez años, era uno de los 29 que Anatoly Moskvin robó del cementerio para llevárselo al apartamento que compartía con sus padres.

"Me estremezco al pensar que tendrá la libertad de ir donde quiere", dijo recordando que el mismo advirtió que al ser liberado intentaría volver con "sus niñas", detalla The Sun. Su objetivo era obtener cadáveres de nenas para hacer muñecas con ellos.

Como Moskvin es historiador y especialista en cementerios, la policía lo había convocado -sin saber lo que pasaría después- para investigar los misteriosos saqueos de cadáveres en las tumbas rusas. Captura de video en Youtube. También les puso cajitas musicales dentro de sus costillas y marcó el cumpleaños de cada una de ellas en su habitación.

Los restos de la niña Olga los había conservado por 9 años, y su madre no se había percatado en sus visitas a la tumba que su ataúd estaba vacío.

La inesperada noticia enfureció a algunos padres de las niñas muertas, como es el caso de Natalia, quien se mostró consternada al escuchar la noticia.

"Abandonaron a sus hijas en el frío, yo las traje a casa y las calenté".

Hay una solicitud de los psiquiatras para que lo liberen del hospital y regrese a su casa.

Los tribunales rusos a menudo siguen las recomendaciones de los expertos, lo que desató el temor por su liberación, que podría suceder esta semana.

  • Leon Brazil