Trump critica a segunda mujer que acusa a juez de ataque sexual

La mujer que acusó a Brett Kavanaugh de acoso sexual, Christine Blasey Ford, testificará la próxima semana ante el Senado de EU, un paso clave que determinará el curso de la confirmación del juez para el Tribunal Supremo.

Ahora, la revista The New Yorker informó este domingo que los senadores demócratas investigan una nueva acusación contra Kavanaugh, complicando aún más la situación del juez.

Ramírez, de 53 años, contó que una vez Kavanaugh se quitó la ropa, borracho, durante una fiesta en una residencia de estudiantes, empujó su pene contra la cara de ella e hizo que lo tocara sin su consentimiento mientras ella trataba de quitárselo de encima.

"Puedo decir que se hacen acusaciones falsas y acusaciones falsas de todo tipo contra mucha gente", declaró Trump, quien también ha sido señalado como acosador sexual por varias mujeres.

Aunque el presidente Donald Trump volvió este lunes a defender a su candidato al máximo tribunal del esta nación, en su propio partido hay dudas. Con ella se hilvana una conducta de macarra y depredador sexual que empezó en el instituto, según la denuncia de Christine Blasey Ford, y continuó al menos en la universidad, con las alegaciones de Ramírez.

Pero, para entonces el panorama podría volver a cambiar ya que el abogado Michael Avenatti, que defendió a la actriz porno Stormy Daniels en su litigio con Trump, dijo que una de sus clientes tiene otra acusación contra Kavanaugh.

La mujer, según Avenatii, sostiene que tanto Kavanaugh como uno de sus amigos, Mark Judge, quien supuestamente estuvo en el ataque contra Ford, cometieron violaciones colectivas a principios de la década de 1980.

"Le escribo para solicitar un aplazamiento inmediato de cualquier otro procedimiento relacionado con la nominación de Brett Kavanaugh", dijo Feinstein en una misiva al senador Charles E. Grassley, presidente de dicho comité.

Entretanto, en torno a cien personas protestaron en el Capitolio, en Washington, y presionaron a la senadora republicana Susan Collins, para que vote en contra de la nominación de Kavanaugh.

Ford acusó a Kavanaugh de agredirla sexualmente en una fiesta mientras cursaban la escuela secundaria en 1982, un extremo que el juez también ha negado rotundamente. No obstante, un portavoz del comité judicial del Senado, Taylor Foy, respondió en un comunicado que aunque Ventry "niega enérgicamente las acusaciones de irregularidades, decidió renunciar para evitar distraer el trabajo del comité". "Creo que es horrible lo que han hecho los demócratas".

Collins dice que ella "no ha tomado una decisión" sobre si votar por Kavanaugh, y afirmó que la audiencia del jueves "es importante".

La presentación de Kavanaugh en televisión se dio tres días antes de una audiencia crucial de la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado en la que él y la acusadora principal, Blasey Ford, deberán testificar.

Los republicanos en el comité dijeron que investigarían la acusación de Ramirez.

  • Leon Brazil