Asamblea Legislativa aprueba Reforma Fiscal en primer debate — Costa Rica

El proyecto fue sometido a consulta de la sala constitucional de la CSJ antes de su votación definitiva en segundo debate en la Asamblea Legislativa.

El Congreso costarricense aprobó este viernes en la primera de dos votaciones la polémica reforma tributaria, que los sindicaros rechazan con el argumento de que afectará más a las clases bajas y medias, mientas trata con suavidad a los ricos y las empresas.

La frontera de Paso Canoas entre Panamá y Costa Rica se mantuvo cerrada por segundo día consecutivo ayer jueves por parte de ciudadanos ticos agrupados en organizaciones civiles, asociaciones cívicas y grupos empresariales debido a un anteproyecto de reformas fiscales por parte de autoridades del Gobierno de este país de aumentar impuestos a más de un 80% de la población.

La ministra de Hacienda, Rocío Aguilar, también se mostró satisfecha por esta primera votación favorable, considerando que será una buena señal para que los mercados internacionales mejoren su confianza hacia Costa Rica.

El proyecto de ley será elevado a la Corte Suprema, donde los sindicatos en huelga esperan que sea declarado inconstitucional y se detenga su posible aprobación.

Mientras los legisladores debatían, centenares de trabajadores en huelga y estudiantes universitarios se congregaron frente a la sede del Congreso gritando consignas contra el proyecto fiscal.

Según el Gobierno, el plan tributario busca recaudar recursos frescos equivalentes a cerca del 1,2 por ciento del producto interno bruto (PIB) para estabilizar las finanzas y paliar el déficit proyectado al 7,1 por ciento del PIB para 2018.

La reforma fiscal tiene como principal objetivo la conversión del impuesto de ventas del 13 por ciento a un Impuesto al Valor Añadido (IVA) con la misma tasa, pero que aumentará la cantidad de productos y servicios gravados.

Sin embargo, el diputado izquierdista José María Villalta, opositor a la reforma, aseguró que "el proyecto no incluye mecanismo de devolución a hogares vulnerables" de lo recaudado por el gravamen a la canasta básica.

La reforma contó con el apoyo de la bancada del oficialista Partido Acción Ciudadana (centroizquierda), así como con la del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y el Partido Liberación Nacional (PLN, socialdemócrata).

El presidente Alvarado ha comparado la reforma con "una medicina amarga pero necesaria" para curar las finanzas y evitar una crisis económica como la que vivió el país a principios de la década de 1980. Cada persona cuenta en la Costa Rica que seguimos construyendo.

La huelga, que ha movilizado a miles de personas a manifestar en las calles, perdió fuerza durante la última semana, y al menos tres instituciones públicas la suspendieron, aunque persisten los bloqueos de carreteras en distintos puntos del país.

  • Leon Brazil