Científicos encuentran una posible luna fuera del sistema solar

Un estudio que publica este miércoles la revista Science Advances da los detalle sobre la detección de esta candidata a exoluna, que es poco habitual debido a su gran tamaño -comparable al diámetro de Neptuno- mientas que el Sistema Solar, donde hay catalogados 200 satélites naturales, no hay ninguno de ese tamaño.

Científicos estadounidenses descubrieron lo que podría ser la primera luna fuera del Sistema Solar.

Kipping comenta que, de confirmarse, el descubrimiento será clave para comprender el desarrollo de los sistemas planetarios y "podría suponer que los expertos revisen sus teorías sobre cómo se forman las lunas alrededor de los planetas". Los investigadores vieron "pequeñas desviaciones y bamboleos en la curva de luz que llamaron nuestra atención", según describe Kipping.

Aunque fue el telescopio Kepler el que primero detecto la señal, ante la importancia de los hallazgos los investigadores consiguieron 40 horas de estudio con el Hubble, que cuenta con una precisión cuatro veces superior a la del Kepler.

Aunque esa anomalía en el tiempo podría explicarse con la presencia de un segundo planeta en el sistema, el observatorio Kepler no encontró, durante cuatro años, evidencias de que haya otro alrededor de la estrella.

Los datos de Hubble no solo mostraron un descenso de la luz de la estrella, sino que apoyaron la hipótesis de la luna al determinar que el tránsito del planeta comenzó casi una hora y media antes de lo previsto, un dato coherente con la existencia de un planeta y su satélite, ambos orbitando en un centro de gravedad común.

Las observaciones del telescopio sobre el tránsito del planeta frente a su estrella arrojaron datos "coherentes con una luna tras el planeta, como un perro que sigue a su dueño con una correa", ilustro Kipping. Sin embargo, las observaciones programadas de Hubble terminaron antes de que se pudiera medir el tránsito completo de la luna. Pero en el caso del sistema Tierra-Luna se cree que su creación vino dada por una colisión temprana con un cuerpo más grande que disparó material que luego se unió creando la Luna.

Las búsquedas futuras se centrarán en planetas del tamaño de Júpiter que estén más lejos de su estrella que la Tierra del Sol.

Este telescopio espacial, un proyecto conjunto de la NASA y la Agencia Espacial Europea, en numerosas ocasiones sorprendió a la comunidad científica.

  • Buena Jesus