El Telescopio Espacial Hubble quedó fuera de servicio

La agencia espacial señaló que el Hubble entró en "modo seguro" el viernes debido a la falla de uno de los seis giroscopios con que cuenta, que sirven para orientar el telescopio hacia los astros que debe observar.

El fallo afecta a uno de los tres giroscopios que el Hubble usa para apuntar y estabilizar el telescopio en el espacio. Pruebas y análisis están siendo llevados a cabo para reparar el giroscopio, explicó la agencia.

La buena noticia es que el resto de "los instrumentos de Hubble todavía están completamente operativos" y, además, este telescopio fue diseñado para poder seguir haciendo descubrimientos científicos con solo uno de esos artefactos.

Cuando, después de ese fallo, la NASA trató de activar uno de los giroscopios que la nave tiene incorporados como repuesto, éste se comportó de forma errática, según aseguró al diario The New York Times el director del Instituto de Ciencia Espacial Telescópica, que opera el Hubble desde Baltimore (Maryland), Ken Sembach. "Sabíamos que iba a ocurrir", agregó Osten. "El giroscopio duró unos seis meses más de lo que esperábamos".

Hubble ha realizado numerosas importantes observaciones del cosmos desde que se lanzó en 1990.

Los giroscopios se han estropeado con frecuencia en el telescopio espacial.

Los científicos de la agencia buscan mantener a Hubble trabajando ya que su sucesor, el Telescopio Espacial James Webb, continúa experimentando retrasos.

  • Buena Jesus