Gobierno restablece las comunicaciones de Assange

No hubo indicios de que Assange hubiese aceptado el memo, que rige el acceso del fundador de WikiLeaks a la red de Wi-Fi de la embajada ecuatoriana en Londres, donde Assange ha vivido en autoexilio desde que solicitó asilo en el 2012.

El documento señala que "en vista de los recortes presupuestarios, la embajada (de Ecuador en Londres) no podrá pagar ningún gasto de alimentación, cuidados médicos, lavandería u otros gastos relacionados con la estadía del señor Julian Assange a partir del 1 de diciembre de 2018; los gastos de servicio básicos del inmueble: arriendo, electricidad, agua potable, calefacción y el servicio de comunicaciones por wi fi". El exmagistrado español hablará sobre "La lucha contra la impunidad", conferencia en la que abordará el papel de la universidad y el reto de los derechos humanos y, posteriormente, participará en un conversatorio sobre Latinoamérica.

El memo de nueve páginas publicado por el portal Código Vidrio dijo que se le prohibió a Assange interferir en los asuntos internos de otros estados u otras actividades que pudieran "causar perjuicio a las buenas relaciones de Ecuador con cualquier Estado". WikiLeaks anunció el domingo en su cuenta de Twitter que se le ha ha devuelto internet al australiano, aunque por el momento la medida no se ha hecho efectiva.

"No voy a parar hasta cuando la nacionalidad de Assange sea retirada porque (.) nuestra nacionalidad ecuatoriana no se regala", dijo la legisladora Paola Vintimilla en el hemiciclo de la Asamblea Nacional.

Esa es una de las advertencias que diplomáticos ecuatorianos dieron al cofundador de WikiLeaks Julian Assange, refugiado en la embajada del país latinoamericano en Londres desde junio de 2012.

El periodista tiene que encargarse "del bienestar, alimentación, aseo y cuidado adecuado de su mascota".

Si no lo hace, el jefe de la misión diplomática le pedirá que entregue su gato a otra persona o a un refugio. En ese proceso, Garzón aparece como firmante de una declaración en la que Assange "de libre consentimiento" pone fin a su condición de asilado.

La semana pasada, el abogado Carlos Poveda, integrante de la defensa de Assange en Ecuador, reveló que iniciarán acciones legales en contra del canciller, José Valencia, por haber entregado información que consideran reservada sobre el caso del fundador de WikiLeaks.

  • Leon Brazil