Muere su prometido y mujer se toma sesión fotográfica en la tumba

A Jessica Padgett, una asistente de terapia ocupacional que vive en Indiana (Estados Unidos), la esperaba su vestido de novia colgado en una puerta.

La fecha programada para la boda de esta pareja era el 29 de septiembre de este año, por ello Jessica y la familia de Kendall decidieron hacer una ceremonia en homenaje al joven bombero, en el día que iba a ser el más importante de su vida. Según lo informado por el Daily Mail, falleció en noviembre de 2017 cuando su colega, Colby Blake, lo chocó con su vehículo mientras ambos estaban trabajando.

"Es difícil cuando extrañás a alguien".

Katrina Murphy, la madre de Kendall, es la que tuvo la idea de la realizar la emotiva sesión fotográfica, con el objetivo de ayudar a Jessica a sanar y al mismo tiempo recordar a Kendall. Pero, ya sabés, si lo extrañás, fuiste bendecido. "Significa que tenías a alguien especial en tu vida, alguien que vale la pena", publicó en Facebook la fotógrafa de "Loving Life Photography". Me siento más allá de lo consentido y amado.

El día de la ceremonia Jessica estuvo acompañada de toda su familia, la familia de su prometido y sus amigos más cercanos, quienes le entregaron cientos de cartas con mensajes alentadores.

"Gracias a todos por hacer de el día de boda especial aunque no pude casarme con el hombre de mis sueños".

La dama de honor y el padrino compartieron sus discursos y, con la caída del sol, lanzaron globos al cielo. La foto más impactante fue la postal de Jessica levantando las botas que usaba Kendall, quien aparece a su lado gracias al Photoshop mientras su amada no puede contener las lágrimas.

  • Gilberto Valderrama