Piñera acusa a la Iglesia católica de ocultar pederastia

En un discurso compartido el 29 de septiembre pasado, el Papa Francisco pidió a sus feligreses recitar una oración especial cada día de octubre para "derrotar" al Príncipe de las Tinieblas.

Ante las divisiones y diversos escándalos de abuso sexual que han sacudido a la Iglesia y se han hecho presentes en diversos países, desde Estados Unidos y Chile hasta Alemania, el Papa Francisco aseguró que el diablo está vivo y saludable y que está haciendo esfuerzos para debilitar a la Iglesia Católica.

"(La Iglesia debe ser) salvada de los ataques del maligno, el gran acusador, y, al mismo tiempo, ser más consciente de su culpa, sus errores y abusos cometidos en el presente y el pasado".

De acuerdo al reporte de agencia Reuters, el Papa Francisco ha dejado en claro que el diablo es real desde su elección en el 2013. En un documento de abril sobre la santidad en el mundo moderno, el Papa plasmó que pensar en el diablo como un mito o una representación de la maldad es un error que nos llevará a bajar la guardia y ser más vulnerables.

La situación es crítica para la Iglesia, y el Papa Francisco se lo ha atribuido al demonio.

La referencia a San Miguel tiene una explicación lógica: es, según se menciona varias veces en la Biblia, el arcángel que lideró a los ángeles en la batalla y victoria contra Lucifer, el ángel caído, cuando fue expulsado del Paraíso.

Por ello, añade el Santo Padre, "renuevo la invitación a todos a rezar el Rosario todos los días de octubre, concluyendo con la antífona 'Bajo tu amparo' y la oración a San Miguel Arcángel, para repeler los ataques del diablo que quiere dividir a la Iglesia".

  • Leon Brazil