Policías quemaron 77 motos, cuando intentaban hacer un asado en la comisaria

Lo que debía ser una relajante mañana terminó convirtiéndose en una auténtica pesadilla para un grupo de policías que intentó hacer una parrillada en su centro de labores. Se trató de un incendio intencional "y por la acción deliberada del hombre".

La parrilla a la que la justicia apunta como foco del incendio está en el patio de la seccional, junto a una ventana del calabozo, y la inmensa columna de humo llamó la atención de los vecinos, que en la calma del feriado se acercaron rápidamente a ver que ocurría yy si había policías heridos.

Tras un relevamiento, se contabilizaron las motos y se estableció que se trataba de vehículos que habían sido secuestrados en diferentes operativos, en su mayoría por la falta de alguna documentación. Otros 13 ciclomotores también se prendieron fuego pero los bomberos lograron extinguir el fuego antes de que se conviertan en cenizas.

El martes, tanto en esa sede policial como en el edificio de Tribunales 2, fue incesante el reclamo de los propietarios, que ahora buscan alguna respuesta concreta. La grabación del suceso se compartió en redes sociales como Facebook y causó diversas reacciones entre los internautas.

El Tribunal de Conducta Policial y Penitenciario dispuso pasar a situación pasiva a los tres cabos que se encontraban trabajando en la comisaría al momento del siniestro. Son dos varones y una mujer que no podrán ejercer sus funciones laborales, disponer del 70% de su sueldo, portar armas ni ponerse los uniformes hasta que finalice la causa.

Según publicó el diario La Voz del Interior, el fiscal Rubén Caro recibirá en las próximas horas el informe de los peritos de Bomberos y evalúa avanzar penalmente contra los uniformados.

"Exhortamos a que esta investigación llegue a fondo y si la responsabilidad de los policías es determinada caerá todo el peso de la ley", señaló.

  • Leon Brazil