Presidente de Haití habría salido ileso de tiroteo en acto público

Los haitianos exigen justicia.

Los manifestantes alegaron que "el país no tiene hospitales, escuelas, la gente está saliendo hacia otros países por la miseria".

Reportes de medios de prensa locales aseguraron que, en la mayor parte del país las protestas fueron pacíficas, pero en la capital la manifestación fue disuelta cuando la Policía disparó gases lacrimógenos, lo que genero pánico durante varias horas. "Hoy decimos basta y necesitamos una respuesta pronto para evitar que la situación se deteriore", agregó Paul.

Los mnanifestantes demandan una investigación sobre el supuesto desvío de 3,8 billones de dólares de fondos de un acuerdo petrolero venezolano con Haití y otros países del Caribe.

El presidente Moise se refirió al tema tras encabezar un acto de carácter patriótico en Puerto Príncipe.

Las investigaciones en torno a las supuestas irregularidades en el manejo de los fondos de Petrocaribe están bajo control de la Corte Superior Anticorrupción, pero sus resultados serán dados a conocer en enero venidero.

Sin embargo, la corrupción endémica de la clase política local y el aval directo o indirecto de las fuerzas imperiales que tutelan a la nación haitiana desde el último y enésimo golpe de estado, han facilitado el robo y el despilfarro de fondos millonarios que debían hacer frente a al empobrecimiento y la desigualdad al que ha conducido a Haití la aplicación de más de 30 años de políticas neoliberales.

El mandatario publicó este viernes 19 de julio en su cuenta de la red social Twitter varios mensajes donde pide al jefe del Gobierno que "brinde todos los apoyos necesarios a las instituciones interesadas, en particular al Poder Judicial, para arrojar luz sobre el uso de los fondos Petrocaribe".

Moise dijo que todas las empresas que hayan cobrado el dinero del contribuyente y no cumplieron con su compromiso serán procesadas de acuerdo con la ley.

Varias auditorías han demostrado que gran parte de los ingresos de Petrocaribe en Haití desaparecieron, ya que se desembolsaron para contratos de construcción del gobierno en proyectos que nunca se terminaron.

Según una investigación realizada por el Senado haitiano señala que al menos 14 exfuncionarios malversaron 3,800 millones de dólares durante el gobierno del anterior presidente Michel Martelly.

  • Leon Brazil