Turquía dice no permitirá encubrimiento en caso Khashoggi

Arabia Saudita admitió este sábado, 17 días después de la desaparición de Jamal Khashoggi, que el periodista saudí murió en su consulado en Estambul, pero no reveló ninguna información que permita dar con su cuerpo.

El fiscal ha manifestado además que las investigaciones continúan en marcha y que se han saldado por el momento con la detención de 18 ciudadanos saudíes, cuyas identidades no han trascendido.

Turquía mantiene así reservada su postura oficial sobre la muerte de Khashoggi, cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ya se ha inclinado públicamente hacia la tesis de que fue asesinado.

A un periodista que le preguntó el viernes si consideraba "creíble" la versión de Riad, Trump respondió: "Sí, sí". Para luego añadir: "Es pronto, no hemos terminado nuestra revisión ni nuestra investigación".

La Fiscalía General saudí difundió los resultados de una investigación preliminar y confirmó la muerte de Khashoggi en una "pelea" y un "enfrentamiento con las manos", que se produjo a raíz de las conversaciones que mantuvo con las personas que le recibieron en el consulado, según la agencia oficial SPA. "Turquía nunca dará cobertura a este crimen cometido en el edificio del consulado, que es territorio de Arabia Saudí, aunque esté en Estambul", ha dicho el vicepresidente del gobernante Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP), Numan Kurtulmus.

"Estamos tristes de saber de la confirmación de la muerte de Khashoggi, y ofrecemos nuestras más sentidas condolencias a su familia, su prometida y sus amigos", dijo en un comunicado la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

El secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, quien visitó esta semana Riad, había anunciado que las autoridades saudíes se habían comprometido a hacer una investigación "completa y transparente", y pidió que se permitiera a los saudíes completar las pesquisas.

Yamal Khashoggi es un antiguo editor de diarios saudíes que reside en un exilio autoimpuesto en Estados Unidos.

El rey Salman también ordenó la formación de un comité ministerial encabezado por el príncipe heredero Mohammed bin Salman para reestructurar la agencia de inteligencia, reportó la prensa estatal.

El New York Times afirmó que este “jefe”, Maher Abdulaziz Mutreb, que fue identificado por las autoridades turcas como uno de los miembros del equipo de 15 agentes enviado por Riad para “asesinar” al periodista, forma parte del entorno del príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohamed Bin Salmán.

No se tenía ninguna noticia de Khashoggi, un periodista crítico con Mohamed bin Salmán, desde que entró el 2 de octubre en el consulado saudí en Estambul para hacer un trámite.

"Los Estados Unidos reconocen el anuncio del Reino de Arabia Saudita de que su investigación sobre el destino de Jamal Khashoggi está avanzando y que ha tomado medidas contra los sospechosos que ha identificado hasta ahora".

Según este periódico, una de las furgonetas que salieron del consulado saudí el día de la desaparición de Khashoggi fue detectada en esta provincia, a unos 100 kilómetros por carretera de Estambul.

  • Leon Brazil