Unos 5.000 hondureños entraron a Guatemala y 2.000 regresaron a Honduras

Añadió que los infantes y las féminas serán registrados por Migración de México, para posteriormente ser trasladados a un albergue, ubicado a 40 kilómetros de Ciudad Hidalgo, estado fronterizo de Michoacán. Además sigue nuestro perfil en Instagram, Facebook y Twitter. Tras lo ocurrido, algunos migrantes retornaron de vuelta hacia Guatemala.

"Que nos apoyen, no nos vamos a quedar en México, solo vamos a pasar", asegura Milagros, quien se queja de que en su país ya no se puede vivir por la delincuencia, la falta de trabajo y los aumentos de servicios como la electricidad.

Se rumoreaba que un grupo intentaría entrar por la fuerza a la zona mexicana, luego de que el viernes se vivieran momentos tensos con la policía que lanzó gases lacrimógenos para contener la estampida que traspasó la frontera de Guatemala. Sin embargo, señaló que todos los que soliciten refugio podrán ingresar a territorio mexicano para tramitarlo.

Benítez permanece en la ribera mexicana del río Suchiate y a unos 300 metros del puente internacional, a la espera de compañeros que cruzan en las balsas hechas con enormes neumáticos de camión.

El viernes, el presidente de México, Enrique Peña Nieto, calificó el incidente en su frontera como "una situación inédita" y advirtió que su país no permitirá el ingreso a su territorio de manera irregular y "mucho menos de forma violenta".

Desde el pasado 14 de octubre, un día después de que la caravana saliera de la ciudad hondureña de San Pedro Sula, la Cruz Roja asistió a un total de 768 personas, a las que les brindó traslados, apoyo psicosocial, atención prehospitalaria, distribución de agua y restablecimiento de contacto con sus familiares.

El secretario de la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, Sergio Cabañas, participa este sábado en la reunión que mantienen los presidentes de Guatemala y Honduras, Jimmy Morales y Juan Orlando Hernández, respectivamente.

Mientras esto ocurría, el Gobierno hondureño, en una sorpresiva iniciativa, pedía ayer a los organizadores de la caravana de migrantes que entregaran una lista con todos los participantes en la multitudinaria marcha que supuestamente debía ayudar a su búsqueda y asistencia.

Durante el trayecto, los hondureños pasaron largas jornadas de caminata bajo intenso sol y torrenciales lluvias.

Muchos pretenden seguir viaje hasta Estados Unidos, pese a las amenazas del presidente Donald Trump, que habló de cerrar y militarizar la frontera con México para impedir su paso.

  • Leon Brazil