Viven con depresión 2.5 millones de jóvenes mexicanos

La salud mental es tan importante para el desarrollo de una vida plena como lo es la física, sin embargo, muchas veces es ignorada o menospreciada y las enfermedades suelen ser tomadas como un problema menor que pasará con los días.

El doctor Manuel Brand, jefe de la división Salud Mental de la cartera sanitaria provincial, abogó por un tratamiento de la temática permanente y de debate continuo.

La mitad de estas enfermedades mentales comienzan antes de los 14 años, pero la mayoría de los casos ni se detectan ni se tratan.

Finalmente, la ministra Alejandra Venerando expresó que "como Estado nos tenemos que ocupar de una problemática que afecta a miles de sanjuaninos y que no nos puede resultar ajena".

La institución educativa dio a conocer en un comunicado los resultados del estudio en ocasión del Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra mañana 10 de octubre.

Aprovechando la presencia de las autoridades, los portavoces de las entidades citadas han pedido que se inviertan "suficientes" recursos para poner en marcha políticas "ambiciosas" para prevenir y atajar problemas relacionados con la salud mental y que se garantice así "cualquier medida" a personas afectadas. En algunos casos, si no se reconocen y controlan, estos sentimientos pueden causar enfermedades mentales. También a la juventud puede acompañarle dificultades como la depresión, trastornos alimentarios y el consumo de alcohol y drogas. Falta de energía para las actividades cotidianas, irritabilidad, tristeza, frustración, pesimismo, aislamiento, depresión, pérdida del apetito, múltiples enfermedades, insomnio y ansiedad son algunas señales de este tipo de padecimientos.

De acuerdo con información de OPS/OMS, el suicidio es la segunda causa de muerte entre los 15 y los 29 años.

Afortunadamente, va en aumento el reconocimiento de lo importante que es ayudar a crear resiliencia mental, desde las edades más tempranas, para poder hacer frente a los retos que plantea el mundo actual.

La inversión pública y la participación de los sectores social, de salud y de la educación en programas integrales, integrados y basados en evidencias para la salud mental de los jóvenes son esenciales.

Cuidar de la salud mental también tiene un impacto en la economía y la sociedad, "pues adultos jóvenes sanos podrán contribuir mejor a la fuerza laboral, a sus familias y comunidades", considera la OMS.

Asimismo, reflejó que 41 por ciento de los encuestados dijo haber tenido alguno de estos males en el último año, y para 45 por ciento sería incomodo convivir con una persona con depresión.

  • Leon Brazil