Así es Manuel Murillo, el hombre que ideó atentar contra Sánchez

El detenido por planear matar a Pedro Sánchez ha reconocido en el interrogatorio que "era una fantasía estúpida", provocada por la ingesta de alcohol. Se le investiga por amenazar en un grupo de WhatsApp con atacar a Sánchez después del anuncio del Gobierno de que serán exhumados los restos de Franco del Valle de los Caídos, según ha avanzado el diario Público.

El titular del juzgado de instrucción número 3 de Terrassa abrió una investigación al francotirador, Manuel Murillo, de 63 años, por los delitos de conspiración para atentar contra la autoridad con uso de arma, amenazas graves, tenencia ilícita de armas, municipios y explosivos, así como incitación al odio.

Según fuentes conocedoras, el hombre reclamó de forma reiterada, con obcecación, en un chat de Whatsapp, que tenía "medios" y que solo le faltaba el apoyo logístico para atentar contra el presidente, y que estas peticiones se incrementaron después de saberse la intención del Gobierno de exhumar a Franco.

El detenido está acusado de un presunto delito de propuesta de homicidio con agravante de autoridad, en este caso por tratarse del actual presidente Pedro Sánchez.

Para acordar su ingreso en prisión preventiva, el juez tuvo en cuenta que cuando fue detenido llevaba consigo dos armas de fuego y, en el registro de su domicilio, se le intervinieron otras 14 armas cortas y largas, algunas de ellas de guerra, que le habrían permitido disparar a un blanco desde 1.500 metros de distancia. El presidente ha afirmado que los españoles "nos merecemos volver a encontrarnos" y ha urgido sosiego, normalidad, serenidad y seguir trabajando. Ha señalado que todos los gobiernos en todas las épocas han vivido incidentes de esta naturaleza. Por contra, los titiriteros de Alkaeta, tuiteros y raperos sí fueron juzgados y algunos condenados y encarcelados por la Audiencia Nacional.

Parece que la AN se desentiende del francotirador que quería matar al presidente porque no es terrorismo. También lo ha hecho el eurodiputado de la formación morada Miguel Urbán, quien ha considerado que no se trata de algo aislado. Ese día, la vicepresidenta Carmen Calvo criticó que existiera una "tumba de Estado para Franco en una democracia madura". El 19 de septiembre fue arrestado por la policía catalana, que encontró en su casa un arsenal con un rifle con mira telescópica incluido.

Espera que la investigación determine si "es enajenado mental" o "alguien que verdaderamente tenía un plan preconcebido en algún tipo de asociación". "Esa discrepancia partidista nunca debe llegar al entorno particular y personal", ha concluido.

  • Leon Brazil