Balas de goma, entradas truchas y 50 detenidos

Ante las agresiones, la policía tuvo que hacer uso de gas lacrimógeno y balas de goma para contener a los aficionados de River.

"Había entradas de la despedida de Cavenaghi, del partido de River-Central Norte de Salta, una de un recital del Indio Solari, fotocopias, cualquier cosa", contó Lugones en diálogo con La Red.

Los problemas comenzaron pocos minutos antes del encuentro, cuando varios grupos de hinchas intentaron entrar en el estadio sin tickets o con entradas falsas, lo que provocó los primeros cruces con la policía.

Lo que iba a ser una fiesta en paz de la multitud que llevó River a Quilmes, terminó empañado por una serie de graves incidentes ocurridos durante los ingresos. Por su parte, tanto Daniel Angelici, presidente de Boca, y Rodolfo D'Onofrio, de River, ya sugirieron que jugarán las finales de la Libertadores únicamente con público local. El titular de la Agencia de Prevención de la violencia en el Deporte, anunció que se registraron 50 detenciones tras los incidentes, también informó que la mayoría de ellas fueron por querer ingresar al estadio sin boleto o con entradas falsas o que no correspondían a ese partido.

Asimismo, en la puerta 6, donde entró la gente de River, se registró un incidente entre algunos simpatizantes y miembros de la policía bonaerense, cuando un hincha le trató de arrebatar un handy a un oficial. Es que mucha gente con entrada no pudo ingresar a la cabecera correspondiente para ver el partido contra Estudiantes de La Plata.

Los sujetos fueron llevados a la comisaría tercera de Quilmes y quedaron a disposición de la UFYJ 3 del Departamento Judicial de Quilmes.

  • Ricardo Clara