Bullrich: "Estamos en condiciones de hacer el River-Boca"

Mientras, desde la misma Conmebol dieron algunas luces y confirman el cuerpo arbitral que impartirá justicia en la final de ida entre Boca Juniors y River Plate en el estadio La Bombonera.

"Queremos analizar el fin de semana, el lunes ver cuáles son los pro y cuáles son las contras, y ahí tomar de forma conjunta la decisión sabiendo que el Gobierno nos garantiza la seguridad", manifestó Angelici.

La gran final de la CONMEBOL Libertadores entre Boca y River se transformó en una cuestión de estado y el propio presidente de la Nación, Mauricio Macri se involucró.

Sin embargo, las dirigencias de ambos clubes, según pudo averiguar Télam, no tienen intenciones de ceder espacio para el público visitante, especialmente River que será local en la revancha del sábado 24.

Pero el gobierno de la ciudad y los dirigentes de los clubes se enteraron del impulso presidencial en el momento del anuncio y lo que siguió fue un enredo.

La situación respondería más a un deseo del Presidente de mostrar a la Argentina con capacitada de albergar grandes espectáculos. Los dirigentes ya manifestaron su sorpresa sobre esta medida y su parecer y todo indica que no habrá público visitante. "Le pedí a la ministra de Seguridad que trabaje con la Ciudad para que el público visitante pueda ir", había publicado Macri en su cuenta de Twitter esta mañana, después de sus primeras declaraciones radiales. "Hay de todo. La gente de la colectividad judía me ha escrito desesperada para que no sea un sábado", agregó el titular de River, Rodolfo D'Onofrio.

"Les hemos ofrecido a los clubes las condiciones para que jueguen con público visitante en los dos partidos". La experiencia de permitir a los visitantes terminó en un desastre: la policía reprimió con balas de goma a los hinchas, se detectaron entradas falsificadas y hubo 50 detenidos.

  • Ricardo Clara