Califica Cuba de "vulgaridad y calumnias", sanciones de EEUU

El asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, anunció el jueves en Miami que el gobierno de Trump sumará una veintena de entidades cubanas vinculadas con los militares o los servicios de inteligencia del país a la lista de empresas con las cuales se prohíbe hacer negocios a los estadounidenses.

Realmente no hubo sorpresas, tal como se esperaba, el mundo respaldó a Cuba en un día de votaciones que será recordado por mucho tiempo, Estados Unidos salió derrotado diez veces en la Asamblea General de la ONU y quedó aislado nuevamente en su afán de mantener el bloqueo económico, comercial y financiero contra nuestro pueblo.

Conmovedoras historias citadas este jueves por el Canciller Bruno Rodríguez así lo atestiguan, como la de la niña guantanamera con un tumor maligno de columna que no puede ser tratada con la Temozolamida, el fármaco óptimo que se produce en los Estados Unidos, el bloqueo lo impide. Dijo que el resultado tiene que ver también con una eticidad con la que Cuba ha tratado al mundo y que este le ha reciprocado en esa misma condición y calidad de apoyo.

Mientras tanto, Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante Naciones Unidas, comentó a la Asamblea General que la resolución es una oportunidad para que los países "sientan que pueden meter el dedo en el ojo a Estados Unidos".

Estados Unidos e Israel votaron en contra de la resolución, que fue aprobada por 189 países. "Se les pedirá que voten sobre la opresión de los trabajadores en Cuba", dijo Haley.

Este año y bajo el mandato de Trump, Estados Unidos ha ido un paso más allá, introduciendo enmiendas que denuncian los abusos contra el pueblo cubano y exigiendo al régimen que cumpla con las normas de derechos humanos.

Rechazamos el lenguaje vulgar, irrespetuoso y las falsedades de Bolton, quien es conocido para el pueblo cubano por su recurrencia a las calumnias, cuando acusó a La Habana de desarrollar armas de destrucción masiva, lo que fue demostrado como una mentira por expertos internacionales y una investigación del Congreso de Estados Unidos.

Otra enmienda insta a Cuba a "liberar a las personas detenidas arbitrariamente por el legítimo ejercicio de sus derechos humanos, considerar rescindir sentencias excesivamente duras por ejercer tales libertades fundamentales y poner fin a las represalias contra individuos, incluso por cooperar con los mecanismos de derechos humanos de las Naciones Unidas".

Al cierre, el Máster en Ciencias Juan Antonio Quintanilla Román, Jefe del Departamento de Asuntos Socio-Humanitarios Multilaterales del Ministerio de Relaciones Exteriores, concluyó que nuestro pueblo está acostumbrado a ver la pantalla llena de bombillos verdes, pero que los rojos este año también significaron la victoria de Cuba, país soberano e independiente con derecho a construir su sociedad.

Este año, Estados Unidos propuso ocho enmiendas a la resolución, incluido un llamado a Cuba a "otorgar plenamente a sus ciudadanos derechos y libertades civiles, políticos y económicos reconocidos internacionalmente, entre ellas la libertad de reunión, la libertad de expresión y el libre acceso a la información".

  • Leon Brazil