Crece el hambre y la obesidad — Alarma en Latinoamérica

Este grupo de organizaciones que dependen de la ONU elaboraron un informe donde marcan el aumento por tercer año consecutivo de personas con hambre, sobre todo, en la República Argentina.

Venezuela es hoy uno de los países con mayor número de personas subalimentadas en la región (3,7 millones, el 11,7 % de su población), junto con Haití (5 millones, el 45,7% de su población) y México (4,8 millones, 3,8% de su población).

En 2017 había 39,3 millones de personas subalimentadas y otras 3,6 millones se incorporaron a la epidemia de la obesidad, alertó este el Naciones Unidas.

"Una de las principales causas del alza de la malnutrición en los grupos de población especialmente vulnerables son los cambios que viene sufriendo el ciclo de los alimentos desde su producción hasta su consumo".

El informe destaca que en la región, que considera la despensa agrícola del mundo, muchas personas no tienen acceso a frutas y verduras frescas o son caras, por lo que las personas con menos recursos optan a menudo por productos con alto contenido en grasas, azúcar y sal, que son más baratos. "La situación es espantosa", declara el representante regional en América Latina y el Caribe de la FAO, Julio Berdegué. (Unas) 250 millones de personas viven con sobrepeso, el 60 por ciento de la población regional.

El 7,9% de la población de la región y del Caribe se encuentra en inseguridad alimentaria grave, lo que significa 47,1 millones de personas, casi cinco millones más que en el trienio anterior, alerta el informe, de las que 29 millones están en Sudamérica.

"La obesidad está creciendo descontroladamente".

Carissa F. Etienne, directora de la OPS, dijo que "es necesario un enfoque multisectorial que asegure desde el acceso a alimentos saludables hasta abordar otros factores sociales que también impactan sobre estas formas de malnutrición, como el acceso a la educación, el agua y saneamiento y los servicios de salud".

"Debemos avanzar en el acceso a la salud universal para que todas las personas puedan recibir la atención y medidas de prevención que necesitan por temas de malnutrición y sus consecuencias a largo plazo", indicó la responsable de la OPS. El mayor aumento ocurrió en Venezuela: 600 mil personas más sólo entre 2014-2016 y 2015-2017. La documentación data los últimos tres años, que coinciden en nuestro país con el comienzo de Cambiemos como gobierno.

Según el informe, Brasil, Cuba y Uruguay son los tres únicos países de la región con porcentajes de hambrientos inferiores al 2,5 % de su población. En Guatemala, la desnutrición crónica afectaba en 2014-2015 al 61 % de los niños y niñas indígenas y sólo al 34 % de los no indígenas.

La directora regional de la Unicef, María Cristina Perceval, afirmó que la obesidad infantil también tiene una mayor incidencia entre los sectores más pobres.

"En todos los países de la región, incluido Chile, la tasa de obesidad de las mujeres es mayor a la de los hombres".

  • Leon Brazil