Desesperados esfuerzos para encontrar a 228 desaparecidos por incendios en EEUU

Y es que el incendio denominado Camp Fire -ubicado a 64.3 kilómetros al noroeste de Sacramento, capital de California- ha consumido más de seis mil 700 casas y locales en la región de Paradise, alrededor de 44 mi 920 hectáreas y sólo ha sido contenido en un 25%.

En declaraciones a los medios, el sheriff del condado de Butte, Kory Honea, explicó que de los 13 muertos encontrados este lunes, diez estaban en la ciudad de Paradise, de 26.000 habitantes y que fue completamente engullida por las llamas, mientras que los otros tres estaban en la pequeña localidad de Concow.

Aseguran que el "Camp Fire" parece ser el incendio forestal más mortal en un siglo en Estados Unidos, desde que el "Cloquet Fire" mató a un estimado de 1.000 personas en Minnesota en 1918.

Ráfagas de viento de hasta 100 kilómetros por hora están previstas en las montañas, valles y cañones del sur de California, lo que aumenta la posibilidad de una caída de árboles y líneas eléctricas.

Más de 5,100 bomberos de todo el país buscan contener las llamas, mientras equipos de búsqueda especializados -en los que participan antropólogos y especialistas en ADN- recorren la tierra arrasada para buscar e identificar restos humanos, en ocasiones reducidos solo a un puñado de cenizas.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha aprobado la solicitud de California para declarar los incendios como "desastre de especial gravedad", lo que ofrecerá a los afectados por las llamas ayuda financiera del Gobierno federal para alojamiento, desempleo, gastos legales y tratamiento psicológico.

Es decir, el estado continúa ante el acecho de los incendios, que ha forzado a 250 mil personas a evacuar la zona de Ventura, Los Ángeles y algunas comunidades costeras. Los 42 fallecidos confirmados constituyen la mayor cifra histórica para un único incendio en California (los dos fallecidos restantes perecieron en el incendio de Woolsey) señaló Honea, superando por mucho el récord anterior de 29 vidas perdidas en 1933 en el incendio de Griffith Park en Los Ángeles. "Todo se quemó. Tengo mi ropa y una mochila, y eso es básicamente todo", contó.

Las autoridades rescataron este domingo cuerpos de las víctimas que ha dejado el incendio.

Al menos dos personas han muerto por Woolsey, según funcionarios de la agencia estatal de bomberos Cal Fire.

El violento incendio ha reducido a escombros unas 4.500 hectáreas del condado de Butte, una zona que no ha recibido lluvias de más de un centímetro en más de 30 semanas.

"Esta no es la nueva normalidad, es una anormalidad", dijo el mandatario demócrata en sus declaraciones.

"Esta no es la nueva normalidad, esta es la nueva anormalidad", dijo Brown, quien advirtió que los incendios continuarán en los próximos 15 o 20 años, pues la sequía y el calor, entre otras cosas, según la ciencia, aumentarán. "De vuelta en mi casa tras la evacuación", escribió junto a la desoladora imagen.

En Malibú, conocida en todo el mundo por ser el lugar de residencia de muchos famosos de Hollywood, han perdido su hogar frente a las llamas los músicos Neil Young y Miley Cyrus.

"Mi casa ya no está, pero permanecen firmes los recuerdos compartidos con familiares & amigos", agregó.

  • Leon Brazil