El republicano Ron DeSantis será el próximo gobernador de Florida

El republicano Ron DeSantis, el apadrinado por el presidente Donald Trump, se alzó hoy con una ajustada victoria en la carrera hacia la Gobernación de Florida, tras vencer al demócrata Andrew Gillum. Todo un recuerdo de cuando George W. Bush fue declarado ganador a la presidencia en noviembre del 2000, para que los días siguientes se disparara una dura batalla legal por el reconteo de los votos.

Según la web RealClearPolitics, los últimos sondeos dan a Gillum una ventaja de cuatro a 7 puntos sobre DeSantis, que cuenta con el respaldo del presidente Trump.

Tanto este último como DeSantis contaron con un amplio respaldo del jefe de la Casa Blanca, quien solo la semana pasada realizó dos mítines en el estado para resaltar a los candidatos republicanos y criticar a sus rivales demócratas.

Scott y DeSantis pasaron de la proclamación del triunfo a la incertidumbre e incluso la cólera, que ha dejado ver el gobernador republicano, que ya presentó una demanda contra los supervisores electorales de los condados Broward y Palm Beach, al norte de Miami, por retrasos en el recuento de los sufragios.

El gobernador republicano del estado, Rick Scott, aventaja al senador demócrata Bill Nelson por menos de medio punto porcentual tras las elecciones con todos los votos contados, y ese margen provocaría un recuento obligatorio.

"Esperamos que los supervisores, independientemente de su afiliación partidaria, cumplan con sus obligaciones constitucionales", dijo por su parte Marc Elias, abogado de la campaña de Nelson.

Si el sábado, cuando el secretario de Estado de Florida revise los datos, la diferencia es menor al 0,5%, la ley estatal obliga a que se realice otro recuento.

"No me quedaré quieto mientras liberales inmorales intentan robar estas elecciones para el gran pueblo de Florida", dijo el jueves.

Los resultados arroja hasta el momento empate para los cargos de Gobernación y Senado en Florida.

La batalla por un asiento para el Senado de Estados Unidos por Florida, la competencia más cara del país este año en las elecciones de medio término del martes, está muy apretada y se dirige hacia un recuento.

"A pesar del hecho de que estamos un poco por debajo en los números, estamos esperanzados de que todos los votos se contarán en esta contienda para así estar seguros de que cada uno de nosotros podemos estar extremadamente seguros de lo que todos hicimos y decidimos en esta elección", aseguró Gillum en un vídeo colgado en Facebook.

"El alcalde Gillum concedió (...) y ahora el condado de Broward lo ha puesto 'de nuevo en juego'".

  • Leon Brazil