Evo Morales pide a comunidad internacional preservar vida de Jorge Glas

El exvicepresidente de Ecuador, Jorge Glas (2013-2017), sentenciado a 6 años de prisión por el caso Odebrecht, se encuentra con signos vitales normales, despierto y parcialmente hidratado, dijo Edison Ramos, director técnico-médico del Hospital Carlos Andrade Marín, donde está internado Glas desde la madrugada.

La defensa de Glas confirmó que se encuentra hospitalizado en Quito y denunció que hubo retrasos en la decisión de traslado a centro de asistencia médica.

Por su parte, Franco Loor ha asegurado a través de su cuenta en la red social Twitter que Glas "tiene la salud deteriorada y que está siendo trasladado a Quito". Su vida corre peligro. Por su parte, el ministerio de Justicia, Derechos humanos y Cultos informó en un comunicado oficial que en cumplimiento del mandato de precautelar los derechos de las personas privadas de la libertad, desde el 21 de octubre, al 6 de noviembre, Glas recibió 85 atenciones médicas por parte del Ministerio de Salud Pública dentro de la cárcel.

Su esposa, madre, excompañeros en el gobierno del expresidente Rafael Correa, gente de pueblo y personalidades se han sumado a las muestras de apoyo y preocupación por la salud del exsegundo dignatario, quien asegura ser víctima de persecución política e inocente del cargo de asociación ilícita por el cual fue condenado a seis años de cárcel en diciembre último. En esa ocasión Cuesta habló sobre las condiciones en las que está recluido Glas, en el Centro de Rehabilitación Social de Latacunga. Lo llevan de emergencia al hospital.

El 2 de octubre pasado se cumplió un año de su encierro y 20 días más tarde, fue transferido a la prisión de Latacunga, como medida de las autoridades ante la fuga del exsecretario de Comunicación Fernando Alvarado, quien se deshizo del grillete electrónico que usaba mientras era investigado y abandonó el país, según sus propias declaraciones.

En un mensaje de Twitter, el exmandatario, requerido por la justicia ecuatoriana por su presunta participación en un caso de secuestro, anunció el traslado de Glas a un hospital a raíz de la huelga de hambre, que defendió en nombre de los "principios y valores".

  • Leon Brazil