Florida: Ordenan recuento manual en contienda para el Senado

Tras los resultados oficiales publicados por el estado este domingo, los funcionarios estatales se dispondrán a certificar los totales finales el próximo martes.

En un golpe para los demócratas, el juez federal Mark Walker -que maneja un puñado de demandas vinculadas a las elecciones- negó una moción que pedía que se postergara este plazo para que se pudieran contar todos los votos de Palm Beach, un condado que tiende a ser liberal.

Uno de los casos más graves está en el condado de Palm Beach, donde reportaron docenas de recintos electorales con números significativos faltantes durante el recuento automático.

Así como el primer recuento, mecánico, que terminó el jueves sin despejar los nombres de cinco ganadores, el manual está sometido a demandas judiciales del senador demócrata Bill Nelson, que busca la reelección, y retos legales de su contendiente, el republicano Rick Scott, actual gobernador de Florida.

El nuevo recuento estuvo fuera de los márgenes que desencadenan un recuento manual cuando se registraron nuevos conteos, lo que convirtió al ex congresista republicano Ron DeSantis en el gobernador electo, nueve días después de que el demócrata Andrew Gillum reconociera por primera vez su derrota.

En el último giro de este episodio electoral lleno de suspenso y acusaciones de fraude, un juez falló este jueves por la mañana a favor de Nelson y del partido Demócrata, que objetaban que unos 4 mil votos habían sido rechazados porque las firmas de los electores mostraban inconsistencias.

Gane quien gane, los republicanos mantendrán su mayoría en el Senado, pero si el escaño sigue en manos de los demócratas, su ventaja se verá disminuida.

Un juez federal en Florida extendió hasta el sábado el plazo para que votantes puedan arreglar las boletas que fueron rechazadas, mientras continúa el recuento de votos en la contienda por un escaño al Senado en Estados Unidos.

La decisión de Walker otorga a aquellos -a quienes las juntas de votación locales rechazaron sus boletas por correo o provisionales porque su firma no coincidió con la que está en el archivo- hasta las 17:00 horas del sábado para impugnar la decisión.

Rick Scott apeló de inmediato. "Cuando el recuento se haya completado esta tarde, Nelson tendrá que decidir si quiere preservar su legado e irse con dignidad [del Senado], o si quiere ser recordado por siempre como un tipo que fue utilizado por agrupaciones con intereses liberales". Nelson nunca lo hizo y Gillum se retractó de haberse precipitado a hacerlo la noche de las elecciones.

Florida ocupó entonces los titulares de los medios de comunicación de todo el mundo, cuando solo unos pocos votos separaron al republicano George W. Bush del demócrata Al Gore.

Hace casi 20 años, el llamado "estado del Sol" había sido noticia por ser escenario de un episodio similar, que marcó la elección presidencial estadounidense en el 2000.

  • Leon Brazil