Hackers venden en Internet mensajes privados de 81.000 cuentas de Facebook

Por su parte, Facebook fue contundente al decir que su seguridad no ha sido comprometida y que los datos de los usuarios pudo ser obtenida de extensiones maliciosas de Browser.

The Verge retomó el informe y subrayo que esta brecha habría sido descubierta originalmente en septiembre cuando uno de los hackers literalmente hizo un anuncio sobre los mensajes privados robados en un foro digital a un precio de 10 centavos de dólar por cuenta. Parece ser que se trata de piratas informáticos rusos dado que se han dirigido al servicio ruso de la BBC, y que parecen tener los mensajes privados en Facebook de al menos 81.000 personas, la mayoría usuarios rusos y ucranianos.

La pelota sigue dando tumbos ya que ahora están buscando culpables y la lupa se pone sobre los navegadores principales que disponen de extensiones: Chrome, Opera y Firefox.

La investigación mostró que la base de datos de los cribercriminales contenía mensajes privados pertenecientes a más de 81 mil usuarios de Facebook.

Facebook ha confirmado, en boca de su vicepresidente de gestión de productos, Guy Rosen, que "basándonos en nuestra investigación hasta el momento, creemos que esta información se obtuvo a través de extensiones de navegador maliciosas instaladas fuera de Facebook". Como han explicado a las fuentes citadas, su base de datos comprende 120 millones de cuentas en todo el mundo, 2,7 millones de ellos de Rusia, aunque la cifra exacta no se ha podido verificar.

Al menos cinco usuarios rusos de Facebook, cuyos mensajes habían sido publicados, confirmaron que los datos que circulaban -entre ellos fotos de una celebración, una charla sobre un concierto de Depeche Mode, correspondencia entre dos amantes y quejas sobre un yerno- les pertenecían.

Con el correr de las semanas, se reveló que el número de usuarios afectados podría haber sido aún mayor. Kogan le vendió ese caudal a la agencia Cambridge Analytica por 800 mil dólares.

Un año después, Facebook cambió su política de privacidad para evitar que aplicaciones externas (como juegos, encuestas, concursos, etc) se quedaran con los datos de los usuarios. Se presume que los perfiles de los 50 millones de usuarios de Facebook permitieron "identificar la personalidad de los votantes e influir en su comportamiento", según informó en su artículo el New York Times.

  • Buena Jesus