Hallan en Argentina restos de una nueva especie de dinosaurio saurópodo

Los paleontólogos lograron identificar que los restos recientemente hallados pertenecen a un ejemplar adulto y dos jóvenes, que al parecer andaban en grupo.

El hallazgo permitió la reconstrucción casi completa de los cráneos y esqueletos de esta nueva especie bautizada Lavocatisaurus agrioensis.

Los paleontólogos presumen que los ejemplares se desplazaban en grupo y que murieron juntos.

"No sólo se trata del hallazgo de una especie nueva en un sitio donde no se esperaba encontrar fósiles, sino que, además, el cráneo está prácticamente completo", precisó José Luis Carballido, investigador del Museo Egidio Feruglio (MEF) de Trelew y del Conicet, a la Agencia CtyS de la UNLaM. El increíble hallazgo sucedió en la provicnia de Neuquén.

Se estima que el animal -herbívoro perteneciente al grupo de los saurópodos, al que también corresponde el brontosaurio- vivió hace 110 millones de años en la provincia trasandina, una zona que solía ser desértica en esa época.

El ejemplar adulto encontrado en Argentina medía 12 metros.

En este sentido, recordó que en aquel entonces América del Sur y África aún no habían terminando de separase por lo que también se descubrieron dinosaurios rebaquisáuridos en África y en Europa.

La misma aridez del ambiente indica que los restos fósiles de estos tres ejemplares no fueron desplazados y reunidos por un cauce de agua, sino que se desplazaban en grupo y fallecieron juntos. Está dedicado a René Lavocat, un paleontólogo francés que en la década de los 1950 encontró los primeros fósiles de rebaquisáuridos en el Sáhara.

El hallazgo de la nueva especie fue publicado por la revista especializada Acta Palaeontologica Polonica y dado a conocer en Argentina este viernes por la Agencia de Divulgación Científica (CTyS), de la Universidad Nacional de La Matanza. "El cráneo del Lavocatisaurus es bastante distinto, más basal y con características más primitivas", concluyó Canudo.

A partir de la observación de una faceta de desgaste en sus dientes, los autores del estudio del Lavocatisaurus infieren que este dinosaurio tenía una especie de cubierta queratinosa en la parte inferior del cráneo con la cual probablemente raspaba el lado interno de los dientes superiores cada vez que quería cortar las ramas para alimentarse.

Este descubrimiento reveló que los dientes de esta especie eran alargados con la forma de un lápiz y tenían la capa de esmalte más gruesa del lado externo, es decir, hacia los labios; y que, además, tenían una faceta de desgaste de ángulo bajo que sería provocada por dicha estructura queratinosa.

  • Buena Jesus