Instalan altares por Día de Muertos en ARC

En la época prehispánica los pueblos nativos de esta región conservaban los cráneos como trofeos y los mostraban durante los rituales para simbolizar la muerte y el renacimiento. Hay registro de celebraciones en las etnias mexica, maya, purépecha y totonaca.

Disney Pixar, logró un exquisito homenaje de estas tradiciones en el largometraje COCO, una exquisita representación animada de la cultura mexicana en estos días. Las nuevas generaciones abrevan de este conocimiento de las personas mayores, que, como antaño, en una especie de tradición oral-escenificada, se van trasmitiendo de generación en generación, favoreciendo el sentirse orgulloso del pasado común que nos nutre como sociedad. Su forma es redonda, como el ciclo de la vida y la muerte.

En el caso de que no se pueda visitar la tumba, ya sea porque ya no existe la tumba del difunto o porque la familia está muy lejos para ir a visitarla, también se elaboran detallados altares en las casas.

Minutos antes de las 16:00 horas, el secretario de Cultura de la Ciudad de México, Eduardo Vázquez Martín, y el secretario de Turismo Federal, Enrique de la Madrid, acompañados por los secretarios de Turismo de la CDMX, Aguascalientes, Michoacán y San Luis Potosí, cortaron el listón que dio salida al primer contingente. Hoy puede recordar que México es un país de tradiciones y no de prácticas comerciales.

El padre Chris Bazyouros, director de Educación Religiosa de la Arquidiócesis de Los Ángeles, agrega que él no creció en esta cultura, pero una vez que supo de la misma, aprendió a respetarla y amarla. Y si nunca lo ha presenciado en persona, le prometemos que es algo que debe experimentar para sentir verdaderamente su poder y su conmoción.

Las veladoras iluminan el camino de nuestros fallecidos en su viaje a visitarnos.

Agua: Este elemento representa la vida, se les ofrece a los difuntos para calmar su sed tras el largo recorrido de regreso a su hogar.

Nivel 5. En este escalón se coloca la comida y fruta favorita del difunto. Entre los panes, destaca el de muerto (sin manteca y sin levadura), las cazuelejas, el marquesote y las rosquillas.

En varias comunidades indígenas cada vela representa un difunto, es decir, el número de veladoras que tendrá el altar dependerá de las almas que quiera recibir la familia.

Para dar inicio al Festival darán ceremonia de presentación del Altar de muertos, en memoria de Don Federico Terrazas Torres, quien formó parte del Comité Técnico del Fideicomiso Casa Chihuahua y que apoyó siempre todas sus actividades. El alhelí y la nube no pueden faltar, pues su color blanco significa pureza y ternura, y acompañan a las ánimas de los niños.

Aunque pueden ser menos, tienen que ser en pares, y preferiblemente de color morado, con coronas y flores de cera. Se trata de papel china que ha sido cortado para crear patrones de diversas figuras, como calaveras, calabazas, lápidas y frases que van de acuerdo a la ocasión.

  • Gilberto Valderrama