Jefes de Estado conmemoran 100 años del fin de I Guerra Mundial

"Necesitamos compartir la financiación de nuestra defensa", aseguró Macron en declaraciones a la prensa tras recibir a Trump en el Palacio del Elíseo para mantener una entrevista bilateral, precedida por un polémico tuit del estadounidense que calificó de "insultante" el deseo del francés de tener un ejército europeo.

Felipe VI fue el penúltimo jefe de Estado o de Gobierno -de los cerca de 70 presentes hoy en París- en pasar por el Elíseo, justo antes de la canciller alemana, Angela Merkel, e inmediatamente después del rey de Marruecos, Mohamed VI.

Ante la llama eterna que arde sobre la tumba que representa a los 10 millones de combatientes muertos en el conflicto, Macron condenó el nacionalismo que Trump reivindicó hace unas semanas, al considerar que es lo contrario y la traición del patriotismo.

La conmemoración del centenario del fin de la Primera Guerra Mundial dejó una especial disputa entre el presidente francés Emmanuel Macron y el mandatario estadounidense Donald Trump, luego que el europeo advirtiera delante del republicano sobre los riesgos de la avanzada nacionalista que se vive en el mundo.

Las campanas de las iglesias sonaron en toda Francia a las 11:00am hora local, a la misma hora en la que hace cien años sonaron los clarines que anunciaron el alto el fuego en los campos de batalla. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, su homólogo de Turquía, Recep Tayyip Erdogan y los primeros ministros de Canadá e Israel, Justin Trudeau y Benjamín Netanyahu respectivamente, también asistieron a los actos conmemorativos. Trump y Putin fueron por separado.

Más de 10 mil policías y gendarmes estarán desplegados en la capital francesa para garantizar la seguridad de los mandatarios y sus delegaciones en una ciudad bajo amenaza terrorista permanente desde 2015.

En la ceremonia en el Memorial del Armisticio en Compiègne (París), el francés y la alemana se limitaron a recordar con solemnidad a los caídos en la Gran Guerra.

En los prolegómenos de la ceremonia, dos militantes del colectivo Femen protagonizaron un incidente al saltarse las barreras e irrumpir con el torso desnudo en los Campos Elíseos al paso de la caravana en la que viajaba Trump.

Macron hizo notar que al final de la Primera Guerra Mundial, la construcción de todas esas instituciones multilaterales fue barrida: "La humillación, el espíritu de revancha, la crisis económica y moral, alimentaron el ascenso del nacionalismo y del totalitarismo".

Por la tarde, los dirigentes participarán en un Foro Internacional por la Paz, cuyo objetivo es promover el multilateralismo, debilitado por las políticas de algunos jefes de Estado, como Trump, o más recientemente el nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro.

Polonia por su parte celebró su independencia, recuperada tras la guerra en 1918, después de que su territorio estuviera repartido durante 123 años entre Rusia, Prusia y el Imperio Austrohúngaro.

Mientras en el Parque de la Vilette se hablaba de paz y trabajo multilateral, en Suresnes, un suburbio en el oeste de París, Trump realizaba una visita en solitario a un cementerio donde están enterrados 1.541 soldados estadounidenses muertos en la Primera Guerra Mundial y 24 norteamericanos no identificados de la Segunda Guerra Mundial.

  • Leon Brazil