La jueza del Tribunal Supremo Ruth Bader Ginsburg sale del hospital

La magistrada de la Corte Suprema Ruth Bader Ginsburg, de 85 años de edad, fue hospitalizada este jueves por la mañana luego de que el miércoles sufrió una caída en su oficina, en la que se fracturó tres costillas.

La portavoz de la Corte Suprema Kathy Arberg dice que está "bien" y que trabaja desde su casa. "Se fue a casa, pero después de experimentar molestias por la noche, fue al Hospital de la Universidad George Washington esta mañana temprano", reza un comunicado del Tribunal Supremo que informa sobre el hecho.

Esta caída ha encendido las alarmas entre los demócratas y liberales norteamericanos, pues la jueza es una de las voces progresistas más importantes dentro de la alto tribunal, que actualmente está compuesto por cinco magistrados conservadores, de los cuales dos han sido escogidos por la administración de Trump, y cuatro liberales. En el 2014, tuvo una operación al corazón por una arteria bloqueada.

Ginsburg, nombrada por Bill Clinton en 1993, fue la segunda mujer en la historia en formar parte de la Corte y ha defendido posturas progresistas, como el derecho al aborto legal, derechos a la comunidad LGBT y se ha manifestado en contra de la pena de muerte.

La Corte Suprema no suspendió la ceremonia de bienvenida a Brett Kavanaugh, juez confirmado recientemente por el Senado, pautada para hoy. Es esa Cámara la encargada de votar a los nominados al tribunal tras un intenso escrutinio a su candidatura.

  • Leon Brazil