La policía considera el atentado de Melbourne un acto terrorista

Una persona ha muerto y otras dos se encuentran hospitalizadas después de que un hombre las apuñalara en una concurrida calle del centro de la ciudad australiana de Melbourne, informaron fuentes policiales. El individuo fue trasladado a un hospital, donde se encuentra en estado crítico.

El ataque tuvo lugar a las 16.20 hora local (06.20 GMT) en la céntrica calle Bourke, cuando el asaltante estrelló un coche en la entrada de un centro comercial y salió del vehículo en llamas con un cuchillo con el que agredió a varios viandantes, uno de los cuales murió en el mismo lugar.

El atacante intentó atacar a varios policías antes de ser abatido.

"Había un hombre mayor delante de mí, literalmente a mis pies estaba boca abajo y había mucha sangre", explicó este testigo, que añadió que varios transeúntes intentaban ayudar al herido pero que no sabían qué hacer ante la situación.

Pero el ataque continúa y al cabo de un momento, un policía usa su arma y dispara al pecho del agresor.

La policía del estado de Victoria explicó que las fuerzas del orden respondieron "inicialmente a la denuncia de un coche en llamas". El sospechoso era "conocido" por la policía y su vehículo 4x4 estaba lleno de bombonas de gas.

El hombre, de gran estatura y vestido con una túnica negra, hacía grandes gestos con los brazos tratando de dar puñaladas frente a su vehículo en llamas.

"Es conocido por la policía, básicamente en relación a unos familiares suyos que son de nuestro interés".

Tras ser considerado un atentado, el Estado Islámico lo ha reivindicado, según informa la agencia Amaq, afín a los yihadistas.

"El autor de la operación de (.) apuñalamiento en Melbourne, en el sureste de Australia, es uno de los combatientes del Estado Islámico", dijo "una fuente de seguridad" a Amaq, según un escueto comunicado de la agencia difundido en Telegram y cuya autenticidad no pudo ser verificada.

El incidente se registró en el barrio de negocios de Melbourne hacia las 4:20 de la tarde, cuando la gente empezaba a salir del trabajo para el fin de semana. La policía ha pedido a la población que evite el sector, aunque ha precisado que no busca a otros sospechosos. Los Bomberos han apagado el incendio del vehículo y la brigada de artificieros ha cancelado la alerta por explosivos, según ha añadido Ashton en rueda de prensa, recogida por la cadena ABC.

El lugar del incidente ha sido acordonado y la calle está cerrada de forma indefinida.

  • Leon Brazil