Maduro teme sanciones; repatriará oro de Londres

Unos 550 millones de dólares en barras de oro, guardados por el Banco de Inglaterra, quiere repatriar el régimen de Nicolás Maduro para resguardarlos de unas posibles sanciones o embargos que congelen los bienes en el exterior, confirmaron fuentes a Reuters.

Los funcionarios consultados han explicado este lunes que el BCV envió hace dos meses una notificación al Banco de Inglaterra para comunicarle la intención de Caracas de recuperar 14 toneladas de oro que están almacenadas en la institución británica, que tiene su sede en Londres (capital del Reino Unido).

El gobierno de los EE.UU., presidido por Donald Trump, ha aprobado una nueva ronda de sanciones que prohíben a los ciudadanos estadounidenses tener relaciones comerciales con cualquier persona involucrada en las compras y ventas de oro, "corruptas o engañosas", en Venezuela.

"Esa decisión de traer el oro evidencia la preocupación del gobierno de una congelación de bienes si las sanciones aumentan", dijo a la prensa europea Tamara Herrera, economista de la firma local Síntesis Financiera.

Venezuela acumula deudas millonarias con acreedores y tenedores de bonos y algunos ya comenzaron a demandar en tribunales embargos de activos que el país tiene en el extranjero para cobrar lo que se les debe.

Ni el BCV ni el Banco de Inglaterra hicieron comentarios al respecto, señaló la agencia de noticias.

No es la primera vez que Venezuela decide repatriar sus depósitos en oro. Hace cuatro años equivalían a unas 360 toneladas.

En aquel momento, el fallecido mandatario argumentó que la medida era para preservar la soberanía venezolana en el manejo de sus activos.

Alvarado catalogó a este remanente como "el oro de Chávez", en referencia a la frase que usó entonces un sector de la oposición para referirse a esta operación, y lamentó que no vaya a engrosar las mermadas reservas internacionales del país.

Un mural con las imágenes del ex presidente venezolano Hugo Chávez y al actual presidente Nicolás Maduro adorna la pared de las oficinas del puerto de Puerto Cabello.

"Si el gobierno quisiera efectuar algunas operaciones con ese oro que traerá, tendría que hacerlas con sus países amigos por las sanciones", añadió la economista Herrera. El ministro de Minas, Víctor Cano, dijo en julio que el oro se envía y refina en ese país por la inquietud de las sanciones.

  • Leon Brazil