Michelle Obama se pone los guantes y lanza fuerte derechazo a Trump

Becoming (título en inglés) es la historia de la tataranieta de un esclavo que llegó a ser primera dama del país más poderoso del mundo (y que mantuvo la segregación racial en su sociedad hasta la década de los sesenta del siglo XX).

En esta entrevista parcialmente publicada hoy por la televisión estadounidense ABC, contó que ella y su marido decidieron optar por estos métodos después de vivir esta crisis. "Es muy importante hablarle a las madres jóvenes sobre el hecho que este tipo de cosas pasan", dijo Obama. "Donald Trump, con sus vociferantes e insensatas insinuaciones estaba poniendo a mi familia en peligro. Y nunca le perdonaré por eso", agregó Obama.

La teoría que difundió Trump sobre Obama, de quien dijo que era musulmán y que probablemente no había nacido en Estados Unidos, lo que le inhabilitaría para ocupar la Presidencia, se enmarcó en un momento en el que el magnate comenzaba a tantear sus opciones de competir por la Casa Blanca y quería poner a prueba su tirón.

"Bien, pues yo también les daré controversia: yo nunca le perdonaré a él (el expresidente Barack Obama) por lo que le hizo a nuestros militares de Estados Unidos, al no darles los fondos adecuados".

La famosa política, quien también es abogada, confesó que hace aproximadamente 20 años sufrió un aborto involuntario y por las secuelas de este, confirmó que tuvo que recurrir a la fertilización "In vitro" para concebir a Malia y Sasha, sus dos hijas con el ex presidente Barack Obama.

"Sentí que había fallado porque no sabía qué tan comunes eran los abortos espontáneos, porque no hablamos de ellos", indicó Michelle Obama en una entrevista con el programa "Good Morning America" de esa cadena televisiva, que se emitirá entera este domingo.

La ex primera dama menciona la crudeza de ser consciente como mujer del llamado reloj biológico. - Michelle Obama dice que sintió "perdida y sola" después de perder un embarazo hace 20 años y tener a sus dos hijas gracias a la fertilización in vitro. Entrando en confesiones, Obama admite que por aquel entonces su esposo y ella debieron de recurrir a la terapia de pareja. Barack Obama estaba dedicado en cuerpo y alma a la política y ella se quedaba en casa donde se pinchaba ella misma, sola, las inyecciones para poder quedar embarazada.

  • Leon Brazil