Niño con retraso madurativo mató a su padre de un escopetazo

Un nene de 11 años mató a su papá de un escopetazo en la espalda.

Según confirmaron fuentes policiales, la casa está ubicada en la calle 12 al 3246 entre 132 y 133, del barrio 12 de octubre. El nene, que padece un retraso madurativo, sacó el arma debajo de la cama sus progenitores y disparó, según pudieron reconstruir los investigadores.

En el lugar del hecho los efectivos que participaron del operativo secuestraron una escopeta marca Brenta, calibre 28, y una vaina servida también calibre 28 marca Orbea. La adolescente contó que escuchó un escopetazo y cuando salió del baño se encontró a su padre ensangrentado en la cocina.

De acuerdo al relato de la joven, de 19 años, ella escuchó una detonación cuando estaba en el baño y al salir se encontró con la escena en la que su padre se encontraba tendido en el piso de la cocina.

El padre, quien trabajaba como empleado municipal en Berazategui, fue trasladado de urgencia al Hospital Evita Pueblo de Berazategui, donde estuvo internado en "estado reservado" hasta que el martes falleció alrededor de las 21.

Si bien trascendió este jueves, la tragedia sacudió a esta familia de Berazategui el lunes pasado. Ambas armas eran propiedad de la víctima, según lo que contó la propia familia. "Fue un accidente", alcanzó a decir el hombre antes de morir. Si hubiera agarrado el aire comprimido, otra hubiera sido la historia”, dijo a la agencia Télam una fuente judicial.

El caso quedó bajó la intervención la Fiscalía del Fuero de Responsabilidad Penal y Juvenil Menores, descentralizada de Berazategui, a cargo del fiscal Federico Weinstein, quien caratuló el hecho como "homicidio culposo".

Aunque, al tratarse de un nene de 11 años, y que además tiene un retraso madurativo, se trata de un menor inimputable. “El chico está con su familia, para su contención”, señaló la fuente judicial consultada.

  • Leon Brazil