Por qué Bill Gates cree necesaria una 'revolución' de los inodoros

El multimillonario filántropo Bill Gates presentó en Beijing un inodoro futurista que no necesita agua o alcantarillado y utiliza productos químicos para convertir los desechos humanos en fertilizantes.

El millonario fundador de Microsoft sorprendió este martes en Pekín cuando apareció junto a un tarro de cristal lleno de desechos humanos para denunciar la falta de retretes, un grave problema sanitario para los países en desarrollo.

"En los lugares donde no hay instalaciones sanitarias habrá mucho más de esto", dijo Gates señalado el tarro.

Gates explicó que más de la mitad de la población mundial carece de instalaciones sanitarias limpias y cómodas.

"Cuando piensas en cosas que son básicas, junto a la salud y a tener lo suficiente para comer, tener un retrete razonable forma parte de esta lista", añadió.

Allí se presentaron tecnologías de punta en materia de inodoros y de sistemas sanitarios, que los hacen más baratos y fáciles de instalar.

La fundación Bill y Melinda Gates, que ha invertido más de 200 millones de dólares ( 175 millones de euros) desde 2011 para reinventar los inodoros, prometió durante el encuentro invertir otros 200 millones para lograrlo. "Ellos toman tanto los líquidos como los sólidos y hacen un trabajo químico, incluyendo quemarlos en la mayoría de los casos", explicó.

Gates subrayó que el mal saneamiento es responsable de la muerte anual de medio millón de niños y costes adicionales de la sanidad por valor de 233 mil millones de dólares, reporta Bloomberg.

El cofundador de Microsoft, uno de los invitados de alto perfil del importante evento comercial en Shangai, también elogió los sistemas globalizados y de libre comercio que hicieron posible la tecnología de los inodoros.

Habló en la exposición 'Reinvented Toilet Expo' del futuro, para lo que el siguiente paso será promocionar el concepto entre fabricantes.

  • Leon Brazil