Presidente Macron: 'El nacionalismo es la antítesis del patriotismo'

- Líderes de todo el mundo trataron hoy de dar un impulso al amenazado multilateralismo con un foro en París en el que la ausencia del presidente estadounidense, Donald Trump, brilló tanto como la presencia de unos 60 jefes de Estado y de Gobierno.

Allí señaló que los patriotas estadounidenses y franceses de la Primera Guerra Mundial compartían las virtudes de ambas repúblicas y que es su deber "preservar la civilización que defendieron y proteger la paz por la que de forma tan noble dieron sus vidas hace un siglo".

La visita de Trump se produce apenas días después de unas divisivas elecciones de mitad de periodo, consideradas un referéndum a su mandato, en las que los electores dejaron el Senado en manos de su partido pero entregaron la Cámara de Representantes a la oposición demócrata.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente de Rusia, Vladimir Putin y el secretario general de la ONU, António Guterres, estuvieron entre los dignatarios presentes.

Las campanas de las iglesias redoblaron en todo Francia a las 11 de la mañana, la misma hora a la que hace 100 años sonaron los clarines anunciando el alto el fuego en los campos de batalla. "El nacionalismo es su traición", dijo, como un eco de la frase pronunciada por François Mitterrand: "el nacionalismo es la guerra".

Dentro firmaron el libro de oro del Memorial, en las que serán las últimas palabras que recoja ese documento, según explicó a Efe en una reciente entrevista el presidente del museo, Bernard Letemps.

Trump será el gran ausente de esta cita que reunirá durante tres días a organizaciones internacionales, empresas, oenegés y activistas, que buscarán encontrar juntos soluciones concretas a problemas transfronterizos, según dijeron los organizadores. La canciller alemana Angela Merkel ocupó un lugar de privilegio entre Trump y Macron, un poderoso símbolo de vencedores y vencidos que ahora están juntos, hombro con hombro.

Aludiendo claramente al "America First" de Trump, Macron hizo la siguiente reflexión durante la ceremonia en el Arco del Triunfo, a la que sí acudió el mandatario estadunidense: "Diciendo 'nuestros intereses primero y qué importan los de los otros' se borra lo que una nación tiene más precioso, lo que la hace vivir, lo que la lleva a ser grande, lo más importante: sus valores morales".

Trump visitó el domingo por la tarde este cementerio luego de afrontar la víspera una lluvia de críticas por haber anulado por el mal tiempo una visita al cementerio de Bois Belleau, en el norte de Francia, donde descansan marines estadunidenses que combatieron en la Primera Guerra Mundial.

"Trump ha provocado un malestar por este gesto", comentó un analista de la principal televisora francesa de noticias, BFMTV, quien afirmó que según fuentes francesas Trump "rechazó" participar en el acto de simbología pacifista.

Trump no asistirá al foro, y visitará el cementerio estadounidense de Suresnes, cerca de París, en su lugar, antes de regresar a Washington.

El domingo, los países de todo el mundo celebraron ceremonias y otros eventos especiales para conmemorar el centenario del armisticio.

La reina Isabel II, la primera ministra británica Theresa May y otras importantes figuras nacionales participaron en momentos de silencio en ceremonias solemnes celebradas en ciudades y pueblos de Gran Bretaña.

  • Leon Brazil