Qué dijeron los padres de los dos detenidos de Hezbollah

"Por ello, hacemos un llamado al diálogo objetivo por sobre las especulaciones, superando sentimientos de desconfianza y contribuyendo a dar tranquilidad a los integrantes de la comunidad islámica", concluyó. "Sus permanentes contribuciones, junto a las del resto de las comunidades y tradiciones de fe, enriquecen y fortalecen nuestro tejido social", agregó.

A partir de una denuncia de la DAIA, fueron detenidos dos hombres "presuntamente relacionados al grupo terrorista Hezbollah", en el marco de un allanamiento en el que se encontraron armas y material del movimiento.

Durante el allanamiento en una propiedad de la Ciudad de Buenos Aires se secuestró una carabina Mauser calibre 7.65 con mira telescópica; una escopeta calibre 16; dos revólveres calibre 38 largo, una pistola Bersa calibre 22; un revólver calibre 25, dos revólveres calibre 22, una carabina de aire comprimido; cuatro cuchillos tipo militar de gran tamaño; municiones de escopeta calibre 36 y 16; trece peines con cinco cartuchos cada uno calibre 7.65 Mauser; 22 cartuchos calibre 7.65 Mauser; doscientos cartuchos calibre 22 y quince cartuchos calibre 38 largo.

La investigación comenzó por una denuncia de la DAIA, la asociación judía que habría recibido un mail anónimo donde alertaban de la presencia de dos personas con entrenamiento militar en Medio Oriente y perteneciente al grupo libanés. Los hermanos son Axel Ezequiel y Kevin Gamal Abraham Salomón, de 25 y 23 años. "Tenemos familia en el Líbano, hicieron viajes al Líbano, mi hijo menor fue a Irán a estudiar, fuimos todos a Siria", sostuvo.

El abogado Ismael Jalil, representante de los dos jóvenes detenidos por su presunta vinculación a la organización chiíta libanesa Hezbollah, anunció que presentará una denuncia "contra el Estado nacional, por la persecución" a la comunidad islámica "en función de su forma de pensar, origen, religión". "Tras aclarar que son la cuarta generación de argentinos en el país se preguntó: "¿Qué futuro tienen ahora mis hijos?". "Las armas fueron herencia de un abuelo y estaban guardadas", dijo Paola, la madre de los jóvenes al hacer declaraciones en su domicilio del barrio porteño de Floresta. Esta causa se originó por un denuncia presentada por la Daia en enero de este año y se procede ahora, cuando quedan pocos días para el comienzo del G-20.

  • Leon Brazil