Renuncia Jeff Sessions, fiscal general de EU

"Nos complace anunciar que Matthew G. Whitaker, jefe de personal del fiscal general Jeff Sessions en el Departamento de Justicia, se convertirá en nuestro nuevo fiscal general interino de Estados Unidos".

Sessions presentó su carta de renuncia por pedido del mismo presidente Trump, así lo indica en la primera línea de su misiva en la que señala que vino a trabajar al departamento de Justicia "determinado a cumplir con su deber y servir a mi país".

Matthew Whitaker, fiscal general interino de EE.UU., nombrado por el presidente Donald Trump para reemplazar temporalmente al fiscal general Jeff Sessions, quien fue despedido por el presidente Donald Trump el miércoles 7 de noviembre de 2018.

La salida de Sessions se había rumorado desde hacía meses, sobre todo por las constantes críticas de Trump luego que él decidiera apartarse de la investigación sobre el presunto complot entre Rusia y la campaña de Trump para ganar las elecciones del 2016.

La salida de Sessions se une la de la embajadora en la ONU, Nikki Haley, que dimitió el mes pasado y cuyo puesto está vacante.

"Agradecemos al fiscal general Jeff Sessions por sus servicios, y le deseamos lo mejor!"

Trump no respondió una pregunta directa sobre Sessions durante su conferencia de prensa y dijo que, en general, está "extremadamente" satisfecho con su gabinete.

ABC News cita la carta de renuncia, que fue entregada al jefe de despacho de Trump, el general John Kelly, en la cual Sessions dice que su renuncia es efectiva de inmediato.

Lee: ¿Qué significa el triunfo demócrata en la cámara de representantes para Trump? .

A pesar de la enemistad, Sessions siguió sacando adelante las iniciativas de Trump al frente del Departamento de Justicia, dedicando numerosos recursos a la lucha contra el narcotráfico y contra las pandillas.

Ahora, Mueller rendirá cuentas ante Whitaker, que en última instancia sería el encargado de despedirle y que deberá decidir si un potencial informe sobre la investigación de la trama rusa tiene implicaciones suficientes para hacerlo público y llevarlo al Congreso o, por contra, enterrarlo.

Ante esta situación y por su implicación en la campaña objeto de la investigación, el fiscal general optó por inhibirse de participar en la supervisión de las pesquisas del FBI sobre los intentos de Moscú de manipular la elección y los supuestos vínculos con la campaña de Trump.

  • Leon Brazil