S&P rebaja un escalón la calificación crediticia de Argentina

En cuanto a las previsiones, estiman que el Producto Interior Bruto (PIB) de Argentina se contraerá hasta el 2,5% este año y hasta cerca del 1% para 2019, "antes de recuperarse modestamente en 2020". "Ha habido una erosión del perfil de deuda de Argentina, de la trayectoria de crecimiento económico y de la dinámica de inflación tras los reveses en la implementación de su desafiante programa de ajuste económico", analizó la calificadora.

"Las percepciones de que el compromiso del soberano con el programa de ajuste económico podría titubear después de las elecciones nacionales de 2019 crearían una dinámica de mercado desfavorable similar, que podría dar por resultado elevadas tasas de interés por un tiempo prolongado", sostuvo.

"Las calificaciones en Argentina reflejan sus débiles perfiles fiscales y externos, una flexibilidad monetaria limitada y la creciente carga de deuda, que está predominantemente denominada en moneda extranjera", manifestaron los analistas Joydeep Mukherji y Sebastián Briozzo en un comunicado.

Además, ha advertido de que "la reciente crisis económica ha reducido el nivel de aprobación política de la administración del presidente Mauricio Macri, aumentando los riesgos de implementación de la política económica", con lo que S&P reconoce que puede volver a bajar la calificación durante los próximos 12 meses si suceden acontecimientos políticos inesperados. En cualquier caso, el deterioro resultante en el perfil financiero del soberano y en su acceso a liquidez para refinanciar vencimientos de deuda podría llevar a una calificación más baja. "Es probable que la inflación se sitúe alrededor de 44% y podría caer solo gradualmente hacia 25% en 2019", calculó la calificadora.

Así, la agencia de calificación cree que podría "subir la calificación en los próximos dos años si la política es exitosa y la implementación de medidas conduce a una caída de la inflación más rápida de lo esperado, una mayor estabilidad de la moneda y a una recesión menor". Fitch, con una nota B para Argentina, revisó su perspectiva de estable a negativa este mes, citando una actividad económica mucho más débil y perspectivas inciertas para la consolidación fiscal.

También, proyectó una inflación del 47% en 2018 y del 27,5% en 2019.

No obstante, la agencia consideró que el Gobierno podrá cumplir con su meta de reducción del déficit fiscal primario.

  • Monte Muniz