Sacaron una estatua de Colón por "genocida"

El lugar estaba rodeado de personas que con sus teléfonos inmortalizaron el acto con el que se pretende dejar de honrar al navegante genovés y dejar atrás una parte de la historia.

"La estatua de Cristóbal Colón reescribe un capítulo manchado de la historia e idealiza la expansión de los imperios europeos y la explotación de los recursos naturales y los seres humanos", afirmó Hilda Solís, supervisora del condado de Los Ángeles, en declaraciones a la cadena local NBC4. El concejal Mitch O'Farrell lideró esta iniciativa que parece tener más simpatizantes que contradictores.

La pieza es una pequeña representación de Colón colocada en 1973.

La escultura era una pequeña efigie de Colón colocada en 1973 y que fuera un regalo a la ciudad de una asociación de italianos en el sur de California.

En consecuencia, el pasado mes durante esta celebración se cubrió la efigie de Colón, ya condenada, con una caja negra.

En ese momento, O'Farrell aseguró que el gesto suponía un paso importante para "eliminar la falsa narrativa de que Cristóbal Colón descubrió a América", en alusión a que el continente ya estaba habitado por los nativos. En opinión de este miembro de la Nación Wyandot de indios americanos, Colón "fue responsable de atrocidades y sus actos contribuyeron al mayor genocidio jamás registrado. Su imagen no debería ser celebrada en ningún sitio", expresó O'Farrell a NBC.

El mestizaje, del que la propia nominación de Los Ángeles es la mejor prueba, caracterizó un proceso de integración natural que, por ejemplo, no existió en buena parte de los Estados Unidos con los antecesores de los políticos locales que ahora destrozan a Colón: los verdaderos indígenas de Norteamérica -sioux, apaches, etc- fueron arrinconados en reservas, mermados en todos los sentidos e ignorados por un proceso que impuso una manera de entender y organizar la vida cultural, social o religiosa que simplemente les ignoraba.

  • Leon Brazil